“Es difícil encontrar desventajas en vivir en Sabiñánigo”
Entrevistas / Jazz For Fun

“Es difícil encontrar desventajas en vivir en Sabiñánigo”

Sergio Falces — 19-06-2020

Sabiñánigo además de encontrarse en medio de un enclave privilegiado, cuenta con salas también privilegiadas como la Corleone y otros privilegios como convivir con el cuarteto Jazz For Fun. El grupo de jazz-fusión acaba de parir criatura en pleno confinamiento.

Lo primero de todo es daros la enhorabuena, no solo por el resultado final de ‘Punto de Fusión’, también por haberlo lanzado a la palestra en pleno estado de alarma.
Muchas gracias. Personalmente estamos muy contentos con este trabajo y ansiosos de que la gente lo escuche. Pensamos que quizá no era tan mal momento para sacar el disco y que la gente tuviera más tiempo para escucharlo. Poder preparar el camino para presentarlo en directo.

¿Cómo habéis visto la acogida del trabajo en momentos tan extraños como estos?
De momento hemos notado un buen feedback y todo han sido noticias positivas.

Pensamos que quizá no era tan mal momento para sacar el disco y que la gente tuviera más tiempo para escucharlo

¿Qué ventajas y desventajas conlleva para un grupo tener el cuartel general en Sabiñánigo? ¿Cómo está por ahí el panorama musical?
A pesar de ser una localidad que no llega a los diez mil habitantes, Sabiñánigo cuenta con bastante historia musical folclórica, además de Conservatorio Profesional de Música, una sala de conciertos -Sala Corleone- y una asociación sin ánimo de lucro llamada La Caja de Música enfocada a la participación de los jóvenes altoaragoneses. Si además pensamos en el elevado número de festivales que hay por toda la provincia de Huesca y el maravilloso paisaje que nos rodea, es difícil encontrar desventajas en vivir en Sabiñánigo.

Lo que parece claro es que la naturaleza y el Pirineo protagonizan pasajes del disco, ¿verdad?
Nuestro single se titula ‘Sobrepuerto’. Es una pequeña zona del Pirineo situada entre los ríos Gállego y Ara, con una climatología muy dura y varios pueblos abandonados de una gran belleza que se pueden ver en el vídeo.

Las cuerdas repiten protagonismo solo que en este disco son de guitarra y en vuestro debut de 2015, ‘42º N’, fueron de violín.
Así es. El violinista Martín Domínguez, abandonó el proyecto por diversas razones y tras un tiempo tocando a trío, se unió el guitarrista Nicolás Mora que compartía otros proyectos musicales con Patrick Philips, nuestro bajista.

Escuchamos jazz pero no hace falta rascar mucho en vuestra propuesta para descubrir muchas influencias. Hay una fusión que va del funk al rock. No sé si tiene que ver con que cada músico sois muy diferentes y aportáis ritmos distintos.
Si comparamos nuestro primer trabajo con este, al cambiar del violín a la guitarra, la diferencia principal es que tiene tonos más eléctricos. También, las composiciones de Jaime Arilla y Patrick Philips han jugado un papel muy importante en este sentido. Juntando esto con la parte individual de cada uno hemos creado nuestro ‘punto de fusión’.

Se trata de un disco cien por cien autoproducido ¿no?
Este disco ha sido grabado, mezclado y masterizado por nuestro batería Carlos Álvarez en su totalidad, en nuestro local de ensayo. Con un buen hacer y una profesionalidad encomiable. Además de los típicos previos, compresores o amplificadores, hemos puesto mucho trabajo, amor e ilusión en cada una de las notas grabadas en este disco.

Si comparamos nuestro primer trabajo con este, al cambiar del violín a la guitarra, la diferencia principal es que tiene tonos más eléctricos

El pasado mayo subiáis a las redes un vídeo grabado cada uno desde vuestro respectivo hogar.
Una experiencia más de este confinamiento que nos ha tocado vivir. Nunca habíamos hecho nada así, pero las circunstancias se dieron así y nos lo tomamos también como una forma diferente de presentar nuestro trabajo.

Habéis tocado en festivales de jazz como el de Castejón de Sos, el de Sabiñánigo, el Vino Trufa Jazz de Estadilla y el Jazz al Margen de Zaragoza. También en la Feria Pirenaica de Luthiers Pirenostrum y en la localidad francesa de Laruns. Supongo que ahora lo importante es ver cómo presentar el disco en directo.
El pasado 4 de abril íbamos a presentar nuestro disco con un concierto en Sabiñánigo que obviamente se canceló. Esperamos que esta situación se vaya arreglando y podamos ir apuntando fechas.

Mas: Jazz For Fun

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.