“Quería romper con los cánones compositivos que he utilizado siempre”
Entrevistas / Ciudad Jara

“Quería romper con los cánones compositivos que he utilizado siempre”

Alejandro Caballero Serrano — 07-05-2022
Fotógrafo — Archivo

Ciudad Jara nació casi junto a la pandemia y poco a poco se ha ido ganando su hueco en el panorama nacional. Tras presentar Donde nace el infarto (Último Pasillo, 20) en una gira marcada por las restricciones, publican CINEMA (Último Pasillo, 22) mientras vemos llegar la ansiada nueva normalidad.

Hablamos con el compositor y cantante Pablo Sánchez sobre su nuevo trabajo, la pandemia y sus aprendizajes.

 “CINEMA” es un álbum experimental en el que nos lleváis por diez historias en las que hay tanto fantasías como vivencias crudas y reales. ¿Cómo nace el concepto de este disco tan distinto?
Nace de la necesidad de alargar la trayectoria de la nueva banda, expandir nuestro imaginario a nivel de concepto, imagen y música. Nace de querer crecer como grupo. No tiene ninguna otra pretensión que seguir dándole forma a Ciudad Jara.

"Me gusta soltar pinceladas de las contradicciones que vivimos los artistas"

¿Qué sentimientos queríais transmitir a la gente?
Pues no lo sé, no hemos pensado en ello, te diría queremos transmitir sinceridad. Está compuesto desde lo más sincero, es un álbum muy íntimo y que refleja un momento vital muy concreto, ya que el noventa por ciento está compuesto durante la pandemia. Entonces tiene una serie de emociones que se viven cuando estás en una época difícil y a lo mejor ahora cuando está abriéndose todo hay que hacer un ejercicio de recuerdo para sentir esas emociones tal y como yo las escribí. Es un disco sincero por eso, porque habla de un momento exacto.

En comparación con "Donde nace el infarto", "CINEMA" parece ser un trabajo más madurado y calmado en cuanto al ámbito musical. ¿Tenías ganas de bajar esas pulsaciones tan altas?
Sí, más que ganas yo tenía la necesidad de romper algunos cánones o trucos compositivos que he utilizado siempre y que seguramente forman parte de mi sello particular, que se pueden encontrar en La Raíz o en el primer disco de Ciudad Jara. Hay algunas líneas que se han ido repitiendo durante el tiempo que tenía ganas de romper, atreverme a hacer canciones más bajas, sin una dinámica en el estribillo, todo lo contrario, hacer estribillos más calmados, intentar huir del concepto de “himno” que tienen algunos temas que he compuesto e intentar ser más sincero en lo que la letra refleja. Supongo que es evolutivo, pero es muy sincero.

Cómo dices, se nota que en este disco has dejado fluir todavía más tus pensamientos y tus letras aunándolas más con tu sonido. ¿Te ha dado miedo cambiar tu sello personal sonoro?
Mucho, mucho. No me ha dado miedo mientras lo componía, me daba una sensación de satisfacción brutal, pero ahora, cuando lo estamos mostrando, estoy muy tenso. Lo estoy viviendo de una forma distinta a otros discos, antes cuando era más joven tenía una energía muy fuerte cuando íbamos a sacar los álbumes y ahora quiero hacerlo mejor, todo más cuidado, estoy pensando más en el detalle y en que es aquello que no debería haber hecho. Pero sí, estoy con miedos.

Hay dos de los temas, "Cantantes" y "Maldito escritor" que hablan sobre los artistas y todos aquellos prejuicios que os achaca la sociedad. ¿Has vivido mucho esa sensación por parte de la gente?
Puede ser que sí que lo haya sufrido, pero de una forma inconsciente. No es que nosotros estemos bajo una sociedad como la de hace cuarenta años donde era muy difícil ser artista, tenemos mucha libertad creativa. Antes era un camino muy difícil y solo uno de cada mil podía serlo y ahora con las redes todo es más fácil y está más guay. Sin embargo, la gente que tiene mi edad nos hemos criado con la sensación de no saber si lo que estábamos haciendo era un trabajo o un hobby. Y de todo ello hablo en estas canciones, además es una temática muy recurrente para mí, me gusta soltar pinceladas de las contradicciones que vivimos los artistas.

"Fue un golpe muy duro y si hubiera dependido de mí, no hubiera salido el proyecto adelante después de la pandemia"

Lanzasteis “Donde nace el infarto” justo antes del estallido de la pandemia. Algo que sin duda os truncó toda esa primera gira de presentación. ¿Sentisteis que el proyecto podía perder algo de importancia por culpa de esta epidemia?
Lo sentí yo, lo sintió todo el mundo con sus proyectos y creo que todos los que conocíamos el proyecto sentimos que Ciudad Jara había nacido en el peor momento. Fue un golpe muy duro y si hubiera dependido de mí, no hubiera salido el proyecto adelante después de la pandemia. Pero por suerte tengo un equipo de gente que no están en el escenario, si no que están detrás y tienen una motivación increíble como para llevar al grupo - aun naciendo en un momento tan delicado - a un sitio guay desde el que ahora arrancar en una posición bastante privilegiada en los festivales y a ojos del público. Vamos a estar en bastantes festivales y hay mucha gente que nos va a escuchar.

Es inevitable hablar contigo y no mencionar a La Raíz. Ahora que ya ha pasado unos cuantos años desde vuestra separación, ¿Cuáles son aquellas manías que mantienes de esa época?
A nivel de composición tengo muchos vicios, pero es lo que te decía, que en este álbum me he atrevido a romper con todo eso. A nivel creativo yo sigo siendo la persona que crea las canciones, igual antes era todo más democrático y todos los temas se decidían entre todos y ahora lo decidimos entre Tato y yo. Pero hay algunas cosas que han cambiado.

¿Y qué es lo que más echas de menos de entonces?
Pues que era un proyecto cuya responsabilidad la sentía un poco más liviana. Era un grupo más jovial, que no tenía una responsabilidad a nivel de ejecución como las que nos exigimos ahora mismo con los pedazos de músicos que nos acompañan. Echo de menos ese desenfado si fallamos en el escenario, Ciudad Jara es algo más solemne y debemos tener un nivel de concentración mucho más alto.

A pesar del poco bagaje de Ciudad Jara ya habéis podido colaborar con artistas consagrados como Amaral o Rozalén, como con jóvenes proyectos como Travis Birds o Delaporte. ¿Qué colaboración os ha sorprendido más?
Pues hicimos la canción de "Si se calla el cantor" entre mucha gente y no tuve mucho trato con ellos, fue más desde la distancia. Pero sí que recuerdo la implicación de Juan (Amaral), este tío con la mochila que lleva detrás y los años que lleva estaba súper ilusionado, es de los que más me impresionó. Y la gente joven me flipa: los músicos de Pedro Pastor, Té Canela, Stay Homas es un talento fuera de lo normal... hay mucha gente buena.

Ahora, si la pandemia y los rusos nos dejan tranquilos, podréis presentar en condiciones “CINEMA”. Ya tenéis marcadas una gran lista de fechas donde podremos veros tocar esas canciones nuevas, pero ¿nos puedes adelantar algo de estos?
Nada diferente a cualquier grupo. Vamos a hacer un poquito de los dos álbumes y también habrá un rato para que los músicos se luzcan, porque son muy buenos, la gente va a alucinar con ellos. Vamos a intentar ser lo más sinceros posibles.

Ronda Rápida

Un artista nacional: Sabina o Mecano
Un disco para escuchar en el coche: Un poco de todo, desde The Cranberries hasta Harry Styles
Un disco que todo el mundo debería escuchar: “Descanso dominical” de Metano
Una canción para llorar: “Cantantes” de Ciudad Jara
Una canción para bailar: Alguna de Fatboy Slim
Colaboración Soñada: Va por épocas, ahora mismo Sen Senra, Calamaro y Drexler
Vuestra mejor canción: “La canción del pensador”
Un lugar para escuchar vuestra música: En el coche, en un viaje largo
Describe a Ciudad Jara en una palabra: Calidad

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.