“Prefiero aprender sobre diferentes cosas y reflejar un mundo más amplio con mi música”
Entrevistas / Car Seat Headrest

“Prefiero aprender sobre diferentes cosas y reflejar un mundo más amplio con mi música”

Raúl Julián — 26-05-2020
Fotógrafo — Archivo

Car Seat Headrest no son un grupo al uso, y hasta el propio Will Toledo (principal artífice del asunto) es capaz de crearse un alter ego –aka Trait– para asumir nuevas perspectivas creativas que ahora plantea. Lejos de decepcionar, Making A Door Less Open (Matador/Popstock!, 20), viene potenciado por sus peculiaridades y se revela como un disco inspirado y, ante todo, cambiante a lo largo de diez temas. El propio Toledo contesta a nuestras preguntas y ofrece interesantes detalles acerca de la que es última y jugosísima obra de los norteamericanos.

¿De dónde vino la inspiración para componer ‘Making A Door Less Open’ y cómo fue ese proceso creativo?
Siempre estoy escribiendo cosas poco a poco, anticipándome al momento en el que llegará el siguiente disco, ése en donde pueda agrupar en un mismo espacio todas mis ideas. Comencé tener ideas para ‘Making A Door Less Open’ en 2016, haciendo algunas demos algo frías y de sonido extraño en las que utilizaba muchos sintetizadores. Cuando en 2018 llegó el momento de trabajar en serio en el álbum, utilicé esas demos como telón de fondo para lo que sería la estética final de este disco.

Decía en mi crítica del disco que ‘Making A Door Less Open’ es un trabajo inspirado, arriesgado, jugoso y, sobre todo, mutante ¿Qué tipo de disco querías hacer?
Creo que ‘mutante’ es una forma precisa de describir el disco. Quería hacer un disco que fuera ‘más grande que la vida’ pero también muy humano. Y eso significaba incluir muchos elementos diferentes en cada canción. Podía trabajar con cualquier cosa siempre que mantuviera la energía de la canción. Esto implicaba que podría haber diferentes interpretaciones en diferentes contextos, por lo que, por ejemplo, en vinilo, la canción “Hymn” es una pieza atmosférica cambiante y deudora de los espirituales, pero en la versión streaming es una canción de baile para conducir. No se trataba tanto de crear una “experiencia definitiva”, sino más bien de hacer algo propicio para los diferentes estados de ánimo.

“Las canciones comenzaron de forma extraña, por lo que tenían que terminar igual o no habrían tenido sentido”

En mi opinión, ‘Making A Door Less Open’ (2020) es un disco indie-pop que se permite algo de pose arty, mientras coquetea indistintamente con la electrónica o apura algún que otro ramalazo punk ¿Cómo definirías el álbum?
No estoy seguro. Para mí “indie” siempre significó una forma de hacer y publicar música, pero que podría abarcar cualquier estilo. Me hace pensar en artistas como Animal Collective, cuya música cae entre diferentes géneros y transita por diferentes estilos. Hacen sus discos basándose en la energía distinta de cada uno de sus miembros y el resultado es orgánico, inclasificable. En ese sentido, creo que ‘Making A Door Less Open’ tiene un espíritu indie. Tuve que manejar cada canción en función de los elementos con los que estábamos trabajando: las canciones comenzaron de forma extraña, por lo que tenían que terminar de forma extraña o de lo contrario no habrían tenido sentido. Supongo que eso es “arty”.

Lo que es evidente es que, a medida que avanza, el disco cambia en diferentes direcciones y pone de manifiesto su poder hipnótico con cada giro. Y también que cada una de las canciones luce con fuerza propia ¿Tenías claro que querías hacer un disco que sorprendiese en cada una de sus piezas?
¡Gracias por decir eso! Sí, quería hacer algo que fuera sorprendente en todo momento, pero que no se evaporase una vez que desapareciese ese efecto sorpresa. Creo que cada canción es una ventana a un mundo diferente, pero todas ellas son ventanas de la misma casa. Muchos discos son como casas bonitas sin ningún tipo de vista. Pero lo único que hay en este disco son precisamente vistas.

¿Dirías entonces que ‘Making a Door Less Open’ (2020) es un disco más de canciones individuales que un álbum entendido como concepto global?
Tal vez. Hay una conexión y es lo mismo que conecta todos mis álbumes: es un documento de un período de mi vida. No hubo ningún tipo de organización predefinida en mi vida durante este periodo, por lo que es más como una serie de instantáneas. No estaba en una época de mi vida de esas en plan “ahora se trata de ESTO”. Y es que si te pasas toda tu vida pensando así, probablemente apestarás.

Usas un alter ego llamado Trait ¿Quién es Trait y por qué has sentido la necesidad de usar ese nombre?
Trait fue algo más… algo que de algún modo me invadió. Vi un letrero en una carretera en Francia que ponía “1 Trait Danger” y me pareció un buen nombre para algo. Durante un tiempo lo asocié con el álbum. Como en ese momento estábamos viajando y tocando, estaba pensando en diferentes formas de actuar sobre el escenario. Quería crear un personaje que pudiera encarnarse en el nuevo disco. Y así es como surgió Trait.

De hecho, el disco se anuncia como una colaboración con 1 Trait Danger ¿Qué es exactamente 1 Trait Danger? ¿Qué ha aportado 1 Trait Danger al sonido de ‘Making A Door Less Open’?
Mientras pensaba y hacía las primeras piezas del disco, Andrew (Katz) también estaba trabajando en muchas canciones durante la gira. Lo hacía con mucho humor y era una forma diferente de dar salida a las cosas. Toda la banda comenzó a ayudar y terminamos con ese extraño disco cómico, al que decidí llamar 1 Trait Danger. Luego eso se relacionó con el material en el que estaba trabajando para Car Seat Headrest y todo comenzó a mezclarse. Esa energía ayudó a empujar a Car Seat Headrest desde donde estábamos hacia algo más directo. Había sentido del humor, pero se usaba de manera diferente a como yo había usado ese recurso en otros discos, o a cómo se estaba usando en canciones de 1 Trait Danger.

“Cada canción de este disco es una ventana a un mundo diferente, pero todas ellas son ventanas de la misma casa”

Me gustan los discos cuya escucha remite aleatoria e indistintamente a artistas diferentes entre sí. Con ‘Making A Door Less Open’ (2020) me vinieron a la cabeza Spoon, Beck, Dr. Dog, Peter Gabriel, David Byrne, Buit To Spill, Suicide, Clap Your Hands Say Yeah, Television, Talking Heads, Devo, The National (en “Life Worth Missing”) o Hot Chip (en “Famous”)…
Todas esas son buenas bandas. Pero Talking Heads y Devo son los únicos que realmente escuché mucho mientras hacía este disco.

De eso podría deducirse que eres una enciclopedia musical ¿Eres consumidor compulsivo de todo tipo de música? ¿Cómo asimilas las influencias externas para adaptarlas a tu propio estilo?
Principalmente trato de profundizar, así que si escucho algo que me atrae, intento averiguar cuál es su contexto, a quién estaba escuchando ese artista en ese momento y cómo se hizo la canción. Leo mucho y generalmente siempre tengo empezado algún libro sobre música, generalmente sobre algo de lo que no sé mucho. No conocía mucho sobre Miles Davis, pero sabía que tenía algunos discos grabados con caras más largas de lo habitual: te dicen que no pases de los 23 minutos por cara en un vinilo, pero él tenía canciones individuales que por sí mismas ya superaban los 30 minutos. Así que me hice con un par de sus discos en vinilo, y también con su autobiografía. Y eso me aportó una pequeña ventana a la música jazz. Pero todo surgió de una preocupación práctica sobre cómo pasa la música al vinilo. No soy un experto en nada. Pero prefiero aprender sobre diferentes cosas y tratar de reflejar un mundo más amplio con mi música que intentar saberlo todo sobre un nicho concreto.

Creo que ‘Making a Door Less Open’ es la confirmación definitiva de que, dentro de sus coordenadas, Car Seat Headrest es uno de los grupos más interesentes e inspirados del momento ¿Cuáles son tus expectativas con este disco?
No tengo expectativas porque no sé cómo afectará la cuarentena a las cosas. Las personas necesitan tener un poco de equilibrio en su vida diaria antes de que haya espacio para la música. Sacamos el disco porque estaba hecho y parecía no tener mucho sentido retenerlo, pero si finalmente tiene algún tipo de impacto será algo muy lento y que tardará en arraigar.

Hace dos años regrabaste el álbum ‘Twin Fantasy’ (Matador, 11), el primer disco de Car Seat Headrest para el sello Matador ¿Por qué decidiste reimaginar ese disco?
Bueno, la versión 2011 fue un lanzamiento independiente. Volver a grabarlo estaba en la lista de cosas que quería hacer cuando firmé con Matador. Primero hicimos ‘Teens Of Style’ (Matador, 15) y ‘Teens Of Denial’ (Mtador, 16). Pero ‘Twin Fantasy’ (matador, 11) se había convertido en mi álbum autoeditado más popular y esperaba que pudiera conectar con un público más amplio. Sabía que cuando la poesía se hacía popular, los poetas volvían a publicar viejos poemas con cambios inéditos; y ahora en los libros de texto puedes ver juntos el primero y el último. Quería probar eso y revisar algunas letras para reflejar las diferencias en mi vida o en cómo veía las canciones.

Precisamente ‘Teens Of Denial’ (Matador, 16) fue un disco muy importante para Car Seat Headrest, con el que mucha gente conoció el grupo y empezó a seguiros en firme ¿Qué sientes ahora cuando escuchas ese disco? ¿Qué significa para ti ese álbum?
Las ideas que hay en él todavía me parecen ricas. Pero desearía haber cantado mejor en él: giramos mucho después de que el disco fuera publicado y mi voz mejoró. Representa un momento difícil de mi vida, pero logré extraer algo que trascendió al malestar, así que me siento orgulloso de eso. Siento por él lo mismo que siento por ‘Making a Door Less Open’.

¿Cómo serán los próximos conciertos de Car Seat Headrest? ¿Cómo os las arreglareis para trasladar todo ese imaginario compositivo al directo?
Espero que sean actuaciones bastante teatrales. No de manera que distraiga de la música, sino que forme parte de un todo. Fui a mi primera ópera a principios de este año, antes de la cuarentena, y realmente eso fue el siguiente nivel. Todo es totalmente acústico, todo el sonido proviene de los instrumentos y las voces, por lo que no hay cables y hay una unidad total en la presentación. Tienes a esos artistas bañados en luz, posados como si estuvieran en una pintura, y realmente eso te transporta a otro lugar. Quiero llegar a ese sentido de disposición y unidad cuando finalmente tengamos la oportunidad de armar nuestro espectáculo. De hecho, ya estaba maqueando canciones con nuestra técnica de iluminación antes de que todo esto sucediera.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.