Ca de Bestiar es una formación que surge en Barcelona con la intención de fusionar ruido desbocado con ritmos pegadizos y abrasivos. Tras una demo de presentación, su primer trabajo, “Chicos salvajes” (Màgia Roja, 19), sorprende por su incontrolable energía subversiva. Una interesante forma de entender el post-punk.

“Chicos salvajes”, vuestro primer trabajo, viste la rabia del punk con mantos electrónicos e industriales, generando un sonido incisivo, rítmico y tajante. ¿Cómo surgió esta idea?
Antes de Ca de Bestiar, iniciamos un proyecto de música más experimental llamado ESPAÑA (que todavía está en activo), muy cerebral y denso. Nos quedamos con las ganas de hacer un proyecto más bailable, más enfocado al directo, pero sin renunciar al ruido.

Más de una de las letras de vuestras canciones denota una feroz crítica contra la sociedad. ¿De dónde surge ese instinto revisionista?
En realidad, la única letra que esconde alguna crítica social es la de “Canibalismo negro”. Por lo general los textos en nuestras canciones son un elemento más bien atmosférico; buscan reflejar estados de ánimo, más que ideas. Muchos contienen personajes (reales o ficticios) con los que no nos identificamos necesariamente (como la familia Chijun), pero que representan temas y fenómenos que nos fascinan.

¿Cuáles son vuestras preferencias musicales?
Por un lado, nos gustan los ritmos continuos, hipnóticos, del krautrock, de Can y Neu!, que también tienen The Fall o SPK. Por otro, queríamos incorporar a la repetición rítmica un sonido más crudo y agresivo y ahí es donde miramos tanto a Qloaqa Letal como a Einstürzende Neubauten. También tenemos muy presente a Johnny Cash.

¿En qué os habéis inspirado para dar forma a vuestro estilo?
En parte nuestro estilo se debe a que no tenemos ninguna noción musical, apenas sabemos usar nuestros instrumentos, cosa que más que un problema es una oportunidad: gran parte de lo que hacemos sale por una suma de experimentación, instinto y azar.

Vuestra música resulta especialmente efectiva en directo. ¿Qué es lo que más disfrutáis sobre un escenario?
La interacción con el público. No nos gusta el escenario, siempre que podemos actuamos a la altura del público. Nos gusta de idea de que el concierto no sea un espectáculo a dos bandas, público/intérpretes, sino un único cuerpo que participa por igual en crear ese momento. El público pasa a formar parte de la banda. Claro que eso no siempre funciona, pero ese éxtasis comunal es nuestro único objetivo como banda.

Habladnos un poco de la gestación del videoclip que sirve de presentación a este nuevo trabajo.
La propuesta y la idea del videoclip surgieron del sello Màgia Roja, quienes nos han editado en disco. En concreto, el proyecto del video lo llevaron a cabo AUR y Pablo G. González. Aunque obviamente nosotros participamos de algún modo, el trabajo es enteramente suyo.

¿Cómo se presenta el futuro de Ca de Bestiar?
Extraño y ruidoso.