Los de Jeréz de la Frontera se hicieron un nombre dentro de la escena hardcore nacional con “Utopiology” (Fragment Music, 05), y ahora regresan con un nuevo disco para establecerse ya como una de las bandas más sólidas del género. “Shake Before Use” (Arindelle) lo deja claro.

“Comenzamos haciendo hardcore melódico y ha sido durante los últimos años cuando ese sonido de los noventa ha empezado a colarse notoriamente en nuestras composiciones. Poco a poco hemos conseguido llegar a nuestro sonido, pero nunca imponiéndonos condicionantes. Aun así, no podemos negar que grupos como Jawbox, Burning Airlines, Bluetip o Aina tienen parte de culpa en esto”.

“Nos gusta darle importancia a la melodía vocal, cuidar los arreglos”

Y es que hablar de Shake Before Use es hacerlo de una fijación por el sonido DC, lo que equivale a decir melodías resultonas en medio de atrayente electricidad. “Nos gusta darle importancia a la melodía vocal, cuidar los arreglos. Pero realmente intentamos potenciar el conjunto. La gente, después de nuestros conciertos, siempre nos habla de ese sonido compacto haciendo un gesto de amazacotado con las manos. Es curioso”. Un sonido en parte surgido de las habilidades del reconocido Alan Douches. “Hicimos un balance de la gente con la que había trabajado (Saves The Day, Burning Airlines), la calidad de sus resultados y, por supuesto, el precio. Puso la guinda al pastel, pero una guinda de diez kilos de peso. Quedamos muy satisfechos con el trato recibido y el resultado obtenido. Es uno de los grandes”. Aunque no crean que el cuarteto es un recién llegado, pues ya contaba con una primera incursión: “Utopiology”. “Nuestro debut con Fragment fue mucho mejor de lo que nunca imaginamos. Le debemos gran parte de lo que humildemente somos”