Los incidentes
Libros / Philippe Dijan

Los incidentes

9 / 10
Marcos Gendre — 19-07-2021
Empresa — Fulgencio Pimentel

Autor de la novela que inspiró “Elle” (17), la última genialidad de Paul Verhoeven, Philippe Dijan sigue siendo un desconocido por nuestros lares, aunque con la publicación de “Los incidentes”, seguramente, esto ya empiece a cambiar. Razones no faltan para engancharse a la prosa audaz de tan morbosa variación del polar francés.

Dicho esto, tampoco es casualidad que los valores literarios de Dijan sean alabados por figuras incontestables de la literatura de nuestro siglo como Virginie Despentes. No en vano, en su prosa subyace la sombra latente de la parodia hacia los estereotipos del género literario; en este caso, un noir francés plagado de personajes, a cada cual más retorcido, que él siempre disecciona a través de la frialdad cortante de la tercera persona y la fluidez con la que hace avanzar la narración, de forma cruda y tremendamente detallista.

Alquimista de la frase corta al tuétano, las escenas se suceden de forma vertiginosa, insuflando imágenes que se pegan en nuestro subconsciente como arañas ansiosas. Su habilidad para la descripción metafórica aporta un nivel cinematográfico de gran poder visual, dentro de un cuerpo tallado como si se tratara de un guión pensado para dar cuerda a un film típico de Laurent Cantet, enriquecido por medio de mordaces impresiones hacia la enseñanza de quien aspira a ser escritor/a.

No hay tregua en “Los incidentes”, una novela expeditiva que, como las mejores narraciones de Boris Vian, se lee en una exhalación y nos deja con mono de más. Básicamente, porque lo aquí mostrado es una muestra inequívoca de autonomía estilística, por parte de uno de los novelistas más necesarios surgido del país vecino en estas últimas décadas.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.