Dios salve a los Sex Pistols
Libros / Fred Y Judy Vermorel

Dios salve a los Sex Pistols

9 / 10
Marcos Gendre — 01-12-2021
Empresa — Contra
Fotógrafo — Archivo

Pocos libros hay, o ninguno, que sea tan representativo del espíritu de un grupo como el que hoy nos toca reseñar: este “Dios salve a los Sex Pistols”, publicado en pleno 1978, con todo el estilismo punk fanzinero que conlleva un contexto como el señalado. Esta edición recoge las formas e idiosincrasia del libro escrito por Fred y Judy Vermorel, de lo que es un collage de imperdible, con el que radiografiaron el zeitgeist contracultural generado por Sex Pistols durante su escaso periodo de vida.

Entre otras cosas, lo que hace tan especial a este libro es su estructura, casi aleatoria, pero con un sentido claro y representativo del ADN de un grupo que aquí es cifrado en torno a textos tan significativos como el diario íntimo de la secretaria de Malcolm McLaren, manager del grupo que también aporta su voz en un relato esencial en el que tampoco faltan las voces de John Lydon y compañía, además de amigos y toda clase de gente en órbita a su desastrado microcosmos. Este tono se asemeja más a un documental de la época de Julien Temple que a un ensayo musical en sí mismo, lo cual no deja de ser el tono que mejor capta la idiosincrasia de una formación que, tal como queda corroborado en este libro, cambió las reglas del juego para siempre. Y lo hizo de una manera que tan vibrante artilugio punk como el aquí presente muestra desde las delirantes entrevistas concedidas por el grupo hasta su icónica puesta en escena televisiva en el programa de Bill Grundy.

Todo lo aquí recogido acaba por conformar un exuberante detritus narrativa punk de consumo obligatorio para todo amante de las experiencias literarias que va más allá de una simple lectura al uso, para convertirse en un escupitajo en las formas consensuadas del ensayo musical. Y lo hace con toda lo representativo que puede ser un libro sobre un grupo tan excesivo como lo fueron estos poetas del gesto incendiario.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.