Asuntos peligrosos
Libros / Wayne Kramer

Asuntos peligrosos

8 / 10
Oriol Rodríguez — 19-04-2021
Empresa — Neo Sounds

“Rob y yo escribimos ‘Kick Out The Jams’ en la cocina mientras fumábamos un porro”, nos descubre Wayne Kramer en “Juntos”, el noveno capítulo de su autobiografía, “Asuntos peligrosos”. Por la relevancia de la composición en cuestión, solo por esta anécdota cannábica ya merece la pena que el guitarrista de MC5 haya llevado su vida al papel. Y aun así el recorrido vital de uno de los padrinos del punk está plagado de episodios dignos de llenar las páginas de unas memorias tan absorbentes como la nueva referencia de Neo-Sounds –una editorial aún relativamente joven, pero con un catálogo altamente notable e interesante con títulos dedicados a Tom Petty, The Black Crowes u Otis Redding, entre otros, resulta especialmente recomendable para los amantes del rock de tintes más clásicos–.

“Asuntos peligrosos” es una obra sencilla y directa pero magistral, como los dos acordes sobre los que se sostenían la mayoría de canciones de una de las bandas más icónicas de las muchas bandas icónicas surgidas de la Ciudad del Motor. Afable y cercana la gran mayoría de los capítulos, cruda y sin subterfugios cuando el relato lo requiere. Honesta y sincera. Sin amagar nada, pero carente de toda vocación moralizante. Así es la prosa usada por Kramer (así han sido las cosas para él y así nos las explica) para poner los puntos y comas a su existencia, desde su más tierna infancia, cuando su padre, un soldado que regresó de la Segunda Guerra Mundial destrozado por el trastorno de estrés postraumático, abandonó la familia para poner rumbo a América Latina y nunca más saber de él, hasta la actualidad. Y entre medio el efímero (aunque eterno) ascenso a los altares del rock con MC5 y el descenso a los infiernos de la vida por culpa de las drogas, con un periodo entre rejas incluido.

Y si bien toda biografía, ya sea de un músico, una deportista, un político o una científica, es también la radiografía en visión panorámica de un tiempo y un lugar, en el caso de Wayne Kramer, lo es un poco más por su estrecha vinculación a las Panteras Blancas y los movimientos contraculturales y revolucionarios de Estados Unidos de finales de los sesenta. La de aquellos días en los que el Verano del Amor dio paso a un largo otoño del horror, el caos y la decadencia en el que poco a poco se fueron marchitando y difuminando todos los ideales que habían defendido aquella juventud rebelde. Y ahora un porro, a subir el volumen al máximo y a disfrutar de la lectura. ¡Hijosdeputa!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.