MondoSonoro Discos

Libertario genial como Jaume Sisa, Albert Pla es,  a pesar de su nihilismo, un apologista del amor. Pero acarrea un problema: gran partedel público ve en su ambigua manera de corromper los tópicos de la pasión una actitud chistosa. En “Veintegenarios en Alburquerque” la receta mágica del de Sabadell para solucionar el malentendido es: el cachondeo. Si me toman a broma, yo me río de su actitud previsible con un falso directo: hago sonar silbidos enlatados cuando versiono “Soy Rebelde” de Jeannette o disparo la risa con tacos y letras fáciles (´Me encantan los animales mis amigos son camellos´). El ´paso de to´ punk con que Pla parodia a la generación veintegenariaque acude a sus recitales recuerda a la manera en que en “Asesinos Natos” se critica a la mierda haciendo mierda.

¿Obra maestra de la ironía? Puede, pero en lo estético, la autoindulgencia resulta insufrible. En “Soy rebelde” y “Lola la loca” reaparecen los arreglos de músico de estudio que ya estropearon parte de “Aquí S´acaba el que es donava”. En “Veintegenarios…”, “Qué Más Da Si Da O No Da” y “Alboraya” se va directo a la pachanga casposa. Sólo “Marcelino Arroyo Del Charco”,”El camión de la basura” y “El gallo Eduardo Montenegro” evocan por momentos al Pla de los grandes discos, de “Ho Sento Molt” y “No sólo de rumba vive el hombre”. Pírricos aciertos que no borran una fastidiosa advertencia: mejor no creer en genios.

MÁS SOBRE ALBERT PLA

One thought on “Veintegenarios en Alburquerque”


Fatal error: Call to undefined function twentyfifteen_comment_nav() in /home/tecnilogica/mondosonoro/current/wp-content/themes/mondosonoro/comments.php on line 33