Evil Spirits
Discos / The Damned

Evil Spirits

5 / 10
Tere Vaquerizo — 11-04-2018
Empresa — Search & Destroy / Spinefarm
Género — Rock

La nostalgia es esa tristeza enfermiza por algo que se ha perdido o que se echa de menos. A día de hoy grupos que fueron grandes hace décadas parecen padecer esta enfermedad, y The Damned no son una excepción. Lo que ocurre, es que muchos fans también la padecen, y así todos se retroalimentan. La nostalgia, al fin y al cabo, es un buen negocio. Aunque sus nuevos discos de estudio estén cada vez más espaciados en el tiempo, el grupo siempre se las ha arreglado para mantenerse activo de una u otra forma.

En 2015 fueron noticia gracias al documental “The Damned: Don’t You Wish That We Were Dead”, y en 2016 celebraron sus 40 años de existencia con un gran concierto en el Royal Albert Hall de Londres. Su último disco, “So, Who’s Paranoid?”, se publicó en 2008 y ahora, justo diez años después, The Damned graban nuevo material y publican este “Evil Spirits”, un disco financiado gracias a una campaña de crowdfunding, en el que han intentado regresar a sus orígenes grabando buena parte del mismo en directo. Todo muy analógico y muy old school.

El grupo, formado actualmente por Dave Vanian (voz), Captain Sensible (guitarra), Monty Oxymoron (teclados), Pinch (batería) y Paul Gray (bajo), ha contado para la producción con la ayuda del veterano Tony Visconti con quien querían lograr, según ellos mismos han explicado, el sonido de los discos grabados en los setenta. Para ello decidieron grabar en los Sound Studios de Brooklyn, donde siguen utilizando equipamiento analógico.

Su primer single, “Standing On The Edge Of Tomorrow”, canción que abre además el disco, es un tema muy pegadizo compuesto por Vanian que funciona perfectamente como hit, pero el resto del disco es, por decirlo de alguna manera, bastante irregular, aunque si la intención era lograr un sonido inspirado en las bandas de los setenta, el objetivo está más que conseguido. Muchas de las canciones tienen hasta el punto épico de aquellos grupos. Además del pegadizo single destacan algunos temas, como el psicodélico “Procastination”, o “We’re So Nice”, canción que podrían haber firmado The Who.

Un álbum de rock que bebe de la nostalgia de otra época, con el que volverán a los escenarios en una gira que, de momento, no tiene fechas en nuestro país.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.