Simple Syrup
Discos / Sunny War

Simple Syrup

9 / 10
Don Disturbios — 31-03-2021
Empresa — Org Music
Género — Folk

Hay algo misterioso en la forma de cantar y pulsar las cuerdas de su guitarra que hacen que la música de Sunny War cobre una dimensión espiritual, casi mística. Hay algo que no acierto a describir con palabras, que genera una tensión emocional y un halo etéreo que me tiene totalmente cautivado. Leo en entrevistas que esta joven veinteañera se fugó de casa a los 16 años para recorrer el país a base de auto-stop o trenes de mercancías y sobrevivir tocando en la calle. Puede que por eso su música suene vieja, o mejor dicho, cargada de experiencias que no siempre pueden resultar agradables. Su estilo es peculiar. Una especie de folk-blues añejo que debería resultar extraño en una voz tan joven, pero no. Más bien todo lo contrario, Parece que la tonalidad vocal de Sunny y sus historias están hechas a medida para encajar en estas tonadas en apariencia simple. Canciones cargadas de una personalidad apabullante que deberían dar que hablar mucho más de ella en el futuro.

Grabado en Los Angeles “Symple Syrup” está empapado, puede que sin saberlo, del auténtico espíritu de Laurel Canyon. Su ausencia de toda pretensión, sumado a la autenticidad y pureza que respiran sus once canciones, hace que enseguida te des cuenta que Sunny War es una persona muy especial. Que tiene una personalidad forjada a base de dar tumbos hasta que por fin encontró, en la comunidad de músicos que se mueve alrededor de los estudios Hen House de la playa de Venice, una especie de punto de anclaje sobre el que proyectarse. No hay nada impostado aquí y se nota. Por eso en la mayoría de los temas se basta ella sola con su guitarra y voz para conmoverte. Sin ningún instrumento de apoyo. Así, sin más, es capaz de tejer una telaraña emocional tan potente que te atrapa sin remedio. Y es que esa voz parece que llega desde otro tiempo. Parece que acarrea la sabiduría de los espíritus de los bluesman que vendieron su alma al diablo en un cruce de carretera. Quien sabe. Quizás ese sea ese misterio que no soy capaz de descifrar. Quizás Sunny haya vendido su alma al diablo en uno de esos millones de cruces que habrá atravesado en su iniciático devenir. Puede que que de ahí surja la magia negra que acarrean sus canciones y así logre  hipnotizarnos a todos.

“Symple Syrup” es nada menos que el quinto trabajo de estudio de Sunny War, eso sin contar el disco que realizó a medias con Particle Kid, es decir J. Micah Nelson (hijo del gran Willie Nelson) y es una lástima que el eco de su música nos haya llegado tarde. Aunque ya sabemos que el refrán siempre apuesta por la “dicha buena”. Sin embargo, prometo estar más atento en el futuro para impedir que joyas como esta se escapen. Lo bueno es que ahora puedo sumergirme en todo lo que ha realizado con anterioridad y comprobar de primera mano, como la estela de la música de Sunny War ha ido creciendo con el tiempo. Además nos da una buena medida de lo difícil que es destacar, ante el gran aluvión de lanzamientos a los que podemos llegar a golpe de un solo click. Hoy en día no basta con ser muy buena. Hay que lograr la atención del público y la prensa. Y eso resulta cada día más complicado. Valga pues esta primera reseña de la estadounidense para estar atentos a partir de ahora a cada nuevo paso que dé. Merecerá la pena.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.