MondoSonoro Discos

El boca a oreja ha convertido a la malagueña Anni B. Sweet en el fenómeno del año, lo que no deja de tener su riesgo, y sería una pena. Si no es fagocitada por el éxito rápido y la música para publicidad, es más que posible que nos encontremos frente a una artista que nos haga pasar muy buenos momentos en el futuro si mantiene el nivel de su álbum de debut para el sello Subterfuge.

Envuelto en una deliciosa portada a cargo de Javier Doria con fotos de Mercedes Hausmann, la producción impecable a cargo de Brian Hunt (a los mandos en el debut de Russian Red) convierte canciones sencillas –las más difíciles de componer- en un cajón lleno de pequeñas cosas, de detalles casi imperceptibles que dan color a paisajes que podrían parecer conocidos y anodinos de no tener un voz tan dulce y segura de si misma detrás. Folk-pop casi lujurioso, de guitarra acústica y preciosistas arreglos con una clase que ya quisieran para si muchos lanzamientos mainstream, aquí lo que importa son las canciones. Once en inglés y una en castellano entre las que resulta muy difícil elegir y, también es cierto, en ocasiones distinguir.

MÁS SOBRE ANNI B. SWEET
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies