MondoSonoro Discos

Betacam Mitico

Parece tecnopop, pero es tecnazo. Javier Carrasco lo autodefinió así hace seis años, cuando publicó un EP de cuatro canciones que ponía de manifiesto que otra forma de abordar el pop electrónico era posible: lejos de la verbena sintética de Joe Crepúsculo o de las arquitecturas del pop clásico de La Casa Azul, existía una nueva vía a través de Betacam, un proyecto que rinde culto y pleitesía a la cultura retro-ochentosa, pero que también consigue llevarlo a una dimensión contemporánea, a través de un lenguaje entre sarcástico y romántico, conectando al bakala nerd con (aquel género de MySpace) la canción popular melodramática.

Mítico no sólo es el primer ejercicio de Betacam con un empaque formal, tanto de disco largo como de ejercicio trabajado en conjunto (hasta ahora había ido sacando EPs, recopilando demos en plan ‘grabaciones encontradas’ y jugando casi a compartir carpetas de Mis Documentos en formato álbum-virtual); sino que mejora el sonido saturado en bajas fidelidades de Tecnazo; se distancia de la obra reciente (especialmente orgánica) de Templeton (banda en la que milita y es pieza fundamental); y consigue poner en contacto a los cancionistas tecnopoperos de la Movida underground con el romanticismo oral del siglo XXI.

Es inevitable pensar en figuras como las de Fernando Márquez “El Zurdo” o Bernardo Bonezzi en algunas canciones (Reliquias o No más), del mismo modo que consigue rehabilitar el sonido de Carlos Pérez (Chacal o Ave rapaz); sonar como PUTOCHINOMARICÓN (¿o es al revés, en realidad?) desde una perspectiva casi de Pimpinela tecnopopero (La discusión y Canoe); firmar frases de una honestidad brutal y repleta de cariño millennial (“quiero portarme bien, quiero intentarlo aunque a veces muera de gana de besar a otras chavalas” canta en Otras chavalas); dejar coros futboleros en un himno de futuro nostálgico (Rey Sol); recuerda a los Mecano más tecnopoperos (Extraterrestre); y hasta deja una suerte de inesperada canción protesta (Cospedal).

Para bailar agarrado, para imaginar una Movida millennial o un millennialismo movido, reproduce en Betacam.

MÁS SOBRE BETACAM
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies