Animal
Discos / Lump

Animal

8 / 10
Don Disturbios — 13-08-2021
Empresa — Partisan
Género — Electrónica

Lump, el animal peludo que surgió de la imaginación de la pequeña ahijada de Laura Marling, ha regresado con un disco mejor focalizado y estructurado que su álbum homónimo de debut. Si en aquel se notaba cierta dispersión y el ‘patchwork’ sonoro incorporaba en canciones como “Shake Your Shelter” un evidente componente folk a la indietronica de Mike Linsay (Tungg), en este la supuesta influencia que podía ejercer Laura Marling como músico ha desaparecido del todo. De hecho fue Mike Linsay el que compuso la música en su totalidad y, más tarde, la cantante de Hampshire incorporó sus letras, confiriendo a las canciones esa línea melódica vocal tan delicada e hipnótica que se ha ajustado a la perfección a la experimentación sonora de su compañero. Hubo por tanto poca complicidad entre ambos en el proceso de construcción de los temas, y eso ha dotado al conjunto de una extraña frialdad ambiental y una coherencia que, lejos de jugar en contra, es la mejor baza del disco.

“Animal” es un disco extraño en sus formas. El propio Mike Linsay ha explicado que durante la pandemia se dedicó a pasear mucho por la playa y, mientras contemplaba día tras día el oleaje, descubrió que existía un patrón en el movimiento de las olas que tenía que ver con el número siete. Eso le empujó a crear el tempo de sus canciones en 7/4 y mantener en buena parte del disco ese patrón, dándole esa homogeneidad de la que carecía su primer álbum. Por eso “Animal” se me antoja un disco que debe escucharse del tirón, como una obra completa en la que todas las piezas encajan a la perfección. Además cabe destacar que el trabajo que ha realizado Laura Marling es espectacular. Se nota que en esta ocasión ya sabía a lo que se enfrentaba y como lo podía encarar.

Es precisamente el ‘toque’ Marling el que hace que la música de Mike Linsay se eleve y adquiera una textura mucho más suave, más asimilable por parte del oyente (“Paradise” sería un buen ejemplo de ello) y es de agradecer. Porque a todos nos vienen a la cabeza ejemplos de artistas como Thom Yorke, Anohni, Jonsi o la propia Björk a los que a menudo se les ha ido la mano en el proceso de experimentación, alimentado quizás por un ego artístico tan grande que hubiera precisado de alguien que lo hiciera más mundano. Justo eso es lo que ha logrado Laura Marling. Convertir canciones como “We Cannot Resist”, “Phanom Limb” o la excelente “Animal” en piezas melódicas reconocibles que hacen grande al álbum en su totalidad.

No sabemos qué pasará en el futuro con este proyecto entre estos dos músicos de universos en apariencia  distintos como Mike Linsay y Laura Marling, pero ojalá Lump nos dé más alegrías como esta en el futuro, porque para mi este “Animal” ya está planeando sobre mi futuro listado con los mejores trabajos de este 2021.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.