Wasteland Baby!
Discos / Hozier

Wasteland Baby!

8 / 10
Marcos Molinero — 03-04-2019
Empresa — Island
Género — Pop

Quien busque un nuevo “Take Me To The Church” que se olvide. Cuando hace tres años entrevisté a Hozier y le pregunté por la presión del segundo disco, fue rotundamente sincero y mirándome a los ojos afirmó sin titubeos “No puedo sentir lo mismo de nuevo, intentar hacer lo mismo otra vez no sería honesto. Esa presión de seguir teniendo éxito comercial está en los sellos discográficos no en mi cabeza”. Y ha cumplido con su palabra no solo en eso, sino en otras afirmaciones que me contó aquella tarde en el camerino de La Riviera.

El giro soul, su interés por el jazz, añadir más funk a su propuesta, contar de nuevo con Rob Kirwan a los controles y sobre todo no precipitarse en la concepción. Para escribir un primer disco tienes muchos años para el segundo muchísimos menos. De ahí que el segundo largo de Hozier se haya hecho de rogar. El irlandés sigue llenando de referencias bíblicas y de mitología griega sus textos, unas veces elegías combativas y el resto de ocasiones amargos relatos de desamor.

El gran avance se encuentra en su música, que como nos advirtió se ha enriquecido. Cuando hablaba con respeto de Kanye West se comprende al escuchar las bases rítmicas llenas de groove y el tratamiento de las texturas de cortes como “Be” o “Nobody”. Los cuatro singles que lleva publicados representan la variedad estilística del disco. “Nina Cried Power” es un rotundo himno góspel junto a Mavis Staples, el folk delicado de “Shrike”, “Almost (Sweet Music)” es un hermoso homenaje al jazz y “Movement” es la joya de la corona, una canción tan hermosa que te pone un nudo en la garganta. “Wasteland, Baby!” son catorce canciones para saborear en la oscuridad, lamiéndote las heridas que produce la vida, un refugio emocional que solo existe en las obras de arte más brillantes y a la vez mundanas.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.