October 1993
Discos / Harry Dean Stanton

October 1993

8 / 10
Eduardo Izquierdo — 02-03-2021
Empresa — Omnivore Recordings
Género — Alt-Country / Americana

Que Harry Dean Stanton era un grandísimo actor lo sabíamos muchos. Que, además, era un excelente músico, ya no tantos. De hecho, muchos descubrieron esa faceta en el fabuloso documental “Partly Ficton” que hace unos años se emitió sobre su figura en el In-Edit Festival. Harry no grabó discos, no se dedicó profesionalmente a la música, pero le encantaba cantar. Y aquí tenemos un documento probatorio tan interesante como desgarrador, por su alto componente sentimental. El músico Jamie James explica en sus notas interiores el origen de esta grabación que nos llega de la mano de Omnivore Recordings. “Harry y yo habíamos estado haciendo algunos conciertos en Los Ángeles como un dúo y recuerdo haberle sugerido que le pidiera a Slim Jim Phantom (Stray Cats) que viniera y tocara la batería con nosotros. Cuando lo hizo, trajo a Jeff ‘Skunk’ Baxter (The Doobie Brothers) para tocar la pedal steel, lo que luego nos llevó a Slim y a mí a pedirle a Tony Sales (Iggy Pop, David Bowie, Todd Rundgren) que tocara el bajo, y así es como lo hicimos. Eso se convirtió en The Cheap Dates». De esa reunión salieron cuatro canciones grabadas en estudio, a las que se suman en este disco cinco más grabadas en directo en el Troubadour de Los Ángeles.

Evidentemente, estamos ante un disco de versiones que arranca con la country “I’ll be your baby tonight”, obra de Bob Dylan. A esta le sigue una magnífica versión del “Promise land” de Chuck Berry, una deliciosa “You don’t miss your water” de William Bell, con un gran trabajo vocal, y la célebre “Across the borderline” del trío Cooder / Hiatt / Dickinson. Un magnífico EP aquí convertido en larga duración gracias a la adición de las pistas en directo. En ellas vuelven a Chuck Berry con “You never can tell”, se citan con Ben E. King en la eterna “Spanish Harlem”, rescatan del olvido “Miss Froggie” de Warren Smith (mi favorita), bluesean con “Bright lights, big city” de Jimmy Red y dejan para el final el colofón con “Canción Mixteca”, el tema con el que Harry nos noqueó a todos en el citado documental. Es un divertimento. Son versiones. Pero es de esos discos que se te clavan en el corazoncito.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.