MondoSonoro Discos

green river

Nirvana y Pearl Jam se llevaron los millones. Alice In Chains y Screaming Trees las mejores críticas. Mudhoney y Soundgarden pasaron por ser los pioneros. Pero pocos se acuerdan ya de las bandas que cimentaron el grunge durante los ochenta, cuando su angustia vital y vestuario deshilachado poco combinaba con las modas de látex, pelo cardado y obsesión por la diversión descocada y el sexo cochino.

Melvins y Green River se pueden considerar los precursores del grunge, los primeros en llegar. Los que se adelantaron a una tendencia, tanto musical como actitudinal, los que pocos años después se tomarían su debida venganza desterrando al olvido todo el movimiento de metal glamuroso que les ignoró en el cénit de su carrera. La segunda de esas bandas presenta ahora su corta trayectoria recuperada en dos volúmenes. El primero recoge el segundo de los EP’s que publicaron, “Dry As A Bone”, junto a sus diferentes singles editados por separado. El segundo volumen incluye el único larga duración de la banda, “Rehab Doll”, junto a siete demos.

Ambos trabajos muestran a una banda que combinaba la agresión del punk con unos intrincados desarrollos instrumentales que bebían sobre todo del rock duro de los setenta y que se convertiría en uno de las grandes rasgos del género. “This Town”, “Unwind” o “Baby Takes” sirven para (re)descubrir uno de los grandes secretos del pre-grunge, y maravillarse como en los años del “Girls Girls Girls” de Mötley Crue o del “Look What The Cat Dragged In” de Poison, estos cinco inconformistas de Seattle plantaban la semilla de lo que estaba por llegar. “Rehab Doll” incorpora lo que estuvo más cerca de ser un éxito del grupo. “Swallow My Pride” es un tema de desamor agrio, sobre una relación en las últimas, que todavía hoy se erige como una de las grandes canciones de los 90 (datada dos años antes que se iniciara la década) y uno de los titulares de toda la escena grunge. Otros cortes como “Forever Means”, “Take A Dive” o la canción titular del disco siguen manteniendo su vigencia atística hoy día y el álbum en su conjunto no solo se sustenta bajo su valor músico-histórico; también es un exquisito disco de hard rock con fuertes influencias del punk y el hardcore que les había precedido, y un claro germen de lo que iba a venir en muy poco tiempo.

Casi en paralelo con la publicación de “Rehab Doll”, la banda se separaba para iniciar caminos divergentes dentro de la escena de Seattle. Su bajista Jeff Ament y los guitarristas Stone Gossard y Bruce Fairweather, más interesados en llegar al gran público y lograr reconocimiento comercial, formaban los ya más conocidos Mother Love Bone, precursores de Pearl Jam. El vocalista Mark Arm y el guitarrista inicial de Green River, Steve Turner, formaron Mudhoney, que reincidiría y enriquecería la fórmula de Green River. Lo que vendría después ya es historia.

MÁS SOBRE GREEN RIVER
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies