MondoSonoro Discos

Bilillo, José Ignacio Dermit en el registro civil, edita su segunda referencia en solitario, y a sus sesenta años, vuelve al nivel de calidad creativa de los ochenta, cuando comandaba Los Santos- y cuyo highlight fue telonear a The Kinks-. Hay pues años de experiencia que convergen por dos vías: por un lado, el deje cínico de sus cuerdas vocales, la forma de cantar del que se sabe zorro en estas lides, y por otro, la facilidad por hacer malabares con las letras, elaborando metáforas que oscilan entre lo divino y lo humano, entre el sentido del humor y el existencialismo, sin pecar por defecto en lo primero ni por exceso en lo segundo. El bilbaíno no da puntada sin hilo, ni tampoco deja a la aleatoriedad los arreglos (obra de Teddy Baxter) ni las melodías, o lo que es la mismo, la importancia de la canción. Y aquí los ejemplos son todos, los trece temas que ha compuesto en esta tercera edad dorada, pop refinado que va de la libre interpretación (“El Sur de Armenia”) al costumbrismo del marido abrumado (“Vivo en Mí”), o ese hit agnóstico que es “Sólo a Veces”. Pínchelo en modo bucle. El disco se va a resistir a volver a la estantería.

MÁS SOBRE BILILLO Y LOS SULLOS
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies