Thank You For Today
Discos / Death Cab For Cutie

Thank You For Today

6 / 10
Carlos Pérez de Ziriza — 03-09-2018
Empresa — Atlantic / Warner
Género — Pop

Desconozco si a ustedes les ocurrirá lo mismo, pero cada vez que uno se encuentra con entregas tan alicaídas por parte de bandas que en su momento significaron mucho para un servidor, inmediatamente le viene a la mente la tópica frase que anticipa el desencanto sentimental, aunque al formularla como interrogante aún haya hueco para la duda: ¿Eres tú, o soy yo? ¿Son los músicos quienes han cambiado irremediablemente – y no precisamente para bien – o somos nosotros quienes ya no somos capaces de encajar sus giros creativos con los brazos abiertos, de contemplar su crecimiento con mejores ojos? El noveno álbum de Death Cab For Cutie, publicado justo veinte años después de su debut, el primero además que entregan sin participación de Chris Walla – cuya presencia había sido esencial a la guitarras, teclados y producción (menos en “Kintsugi”, de 2015), ahora suplido por Dave Depper y Zac Rae – supone el mayor cambio de tercio en su madurado trayecto, pero apenas depara algún momento que podamos considerar siquiera cercano a lo memorable. “Gold Rush”, uno de sus adelantos, con su recauchutada coraza, su sample del “Mind Train” de Yoko Ono y su estribillo densageladamente aleatorio, ya nos puso sobre la pista: nunca un single suyo sonó más anodino.

La crisis de la mediana edad y la resaca sentimental tras su doble ruptura hace unos años (con su pareja Zooey Deschanel y con Walla, quien fuera algo más que su lugarteniente en DCFC durante más de tres lustros) se tradujo entonces en un disco de transición cuyas dudas ahora trata Ben Gibbard de resolver con mayor presencia de los sintetizadores, atmósferas más otoñales, predominio de los medios tiempos y una corporeidad que rara vez redunda en gravedad emocional, porque casi todo deviene en aseado envoltorio recubriendo un contenido más bien magro: “When We Drive”, que apenas serviría para ilustrar – muy bien, por cierto – un anuncio de coches, seguramente sea su mejor ejemplo. Sabe mal incluso acordarse en algún momento (escuchen “I Dreamt We Spoke Again”) de Owl City, aquel ordinario sosias de Gibbard que medró hace cosa de una década en las listas de éxitos y en los hilos musicales de los grandes almacenes. Es lo peor que les podía ocurrir: Death Cab For Cutie pareciéndose a su propio clon. Tal es la liviandad – rayando en lo aséptico – que destila casi todo el minutaje de “Thank You For Today”, de nuevo con Rich Costey a la producción. La cosa tan solo levanta algo el vuelo en su segundo tramo, con las vivaces “Autumn Love” y “Northern Lights”, la evocadora (y, esta vez sí, logradamente evanescente) “You Moved Away”, el resultón trote synth pop de “Near/Far” y la desnuda “60 & Punk”, en la que el de Seattle reflexiona sin filtros innecesarios sobre el paso del tiempo, en descarnado diálogo con su piano. Hay que esperar 34 minutos, eso sí, para volver a empatizar con aquella punzante emotividad que él mismo despertaba (hace años) con tan solo abrir la boca.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.