Moonlight922
Discos / Cruz Cafuné

Moonlight922

8 / 10
Darío G. Coto — 12-02-2020
Empresa — MÉCÈN Entertainment
Género — Rap

“La gente mira a la luna, de normal, desde que el mundo es mundo”, cuenta Cruz Cafuné en un pequeño teaser con el que arroja luz sobre la génesis de “Moonlight922”. Cruzzie volvió a hacerlo de nuevo cuando regresó a su isla, Tenerife, y algo en aquella luna hizo efecto en él. Año y medio después entrega una mixtape cuyo título da la clave para descrifrarla: la luna es importante, pero lo es aún más lo que ilumina. La isla es aquí protagonista antes que marco, y los prefijos de Tenerife y Las Palmas (“lo que hice no fue por mí, fue por el 922 y por el 928”, canta en la intro) aparecen de tanto en tanto marcando a fuego el pasado, el presente y el futuro. Hay mucho de los dos primeros en “Moonlight922”, que a menudo parece bañada por una capa de nostalgia y que a nivel lírico bascula constantemente entre el vacile y la vulnerabilidad.

La ambición y el peso del carácter narrativo de su primer disco, “Maracucho Bueno Muere Chiquito” (MÉCÈN, 18), se aligeran en “Moonlight922”, y es lo mejor que le podría haber pasado: Cruz Cafuné brilla más en libertad, y las producciones de la mixtape (hermanas de las del “Bruno” de Choclock, artífice junto a KIDDO, Dano y Lex Luthorz, entre otros, del sonido de “Moonlight922”) respiran y dejan el espacio necesario para que el canario desborde y se confirme, a nivel de fraseo, manejo de códigos, lírica, versatilidad y storytelling, como uno de los mejores de su generación. Pocos, desde luego, marcan el groove y los tiempos tan bien, y menos aún han conseguido, como demuestra aquí, asimilar la influencia del mejor Drake sin perder la personalidad por el camino.

Es inevitable reconocer que son los singles (“Ojitos Aguaos”, “Mina El Hammani”, “Cuando Estoy Mal” y “En Bajo Perfil”) los temas que mejor funcionan por sí solos fuera del abanico de moods de la mixtape, pero entre los nuevos destacan también “Mi isla / 10k”, “Slow Mo” y esos acercamientos brillantes al UK garage que son “Tentaciones” y “Moonlight”, una tendencia que cotiza al alza en la escena. Incluso los que pasan más desapercibidos cumplen a la perfección su papel, dando coherencia y dinamismo al tracklist. A juzgar por lo expuesto en “Moonlight922”, Cruz Cafuné ha encontrado su sonido, su equipo y su mejor voz: a partir de aquí, las posibilidades son infinitas.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.