MondoSonoro Discos

Hay grupos a los que el mejor elogio que puedes dedicar es que encuentras en sus discos justamente lo que esperas. Y eso es perfectamente aplicable a estos ya veteranos de aquella escena neo swing que explosionó en los noventa. Aunque hay matices. Durante la gira de su anterior disco, Steve Perry, alma máter de la banda, aseguró que estaba interesado en investigar el período musical que iba de 1928 a 1937 y que definió como la era del Boop-A-Doop.

Fácil es llegar a la conclusión que el fruto de ese estudio es lo que encontramos en este álbum. Grabado con el banjo como instrumento de cuerda principal y con artefactos anteriores siempre a 1940, el grupo ha conseguido un trabajo cohesionado, a medio camino entre el jazz y el swing pero interpretado con una actitud punk. Un nuevo acierto en esa búsqueda del Santo Grial de la música de nuestro tiempo que iniciaron en 1989.

 

MÁS SOBRE CHERRY POPPIN´ DADDIES

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies