Let’s Rock
Discos / The Black Keys

Let’s Rock

7 / 10
JC Peña — hace 5 meses
Empresa — Warner Music Spain
Género — Rock

Desde que lo petaran definitivamente con “Brothers” (10) y “El Camino” (11), el dúo de Akron, Ohio se ha hecho carne de estadio gracias a su amable y expansiva versión del blues. Receta aseada para paladares amplios, cierto, pero respetuosa con sus referencias. Tras un parón obligado –Dan Auerbach se confesó “completamente quemado” tras la última gira–, la portada de su nuevo trabajo, una ominosa silla eléctrica, y el título, remiten –además de evocar las tragicómicas últimas palabras de un tipo a punto de ser frito en Tennesee– a la electricidad incontenible a la que hacían referencia AC/DC, ZZ Top y otros clásicos del blues acelerado (es decir, del rock and roll).

Y eso pretende conseguir este disco, el noveno ya que firman Auerbach y el batería Patrick Carney, cinco años después de “Turn Blue” (14), en el que la mano de Danger Mouse se notaba demasiado: una vuelta a la esencia primitiva y simple del rock. ¿Es así? Pues en parte. El sonido más crudo, producido por ellos mismos como en los viejos tiempos, ayuda. Cierto que “Eagle Birds” es una convincente vuelta de tuerca, con nervio, al blues del Delta, como la estupenda “Lo/Hi”, de la tradición rock con un toque moderno; que el single “Go”, pese a su indisimulada vocación de estadio, funciona, y que “Every Little Thing” bebe directamente de las elegantes fuentes del blues rock inglés. Es verdad, también, que “Get Yourself Together” y “Fire Walk With Me” tienen gancho y demuestran que se puede hacer rock comercial sin faltarle el respeto al público.

Pero no lo es menos que el estribillo de “Shine A Little Light” se queda a dos pasos del rock AOR; que “Walk Across The Water” evoca a unos Wilco de los noventa desinflados, como “Sit A Round And Miss You” se queda en tributo de The Beatles; que en “Tell Me Lies” se ponen un traje sofisticado un poco forzado y que “Breaking Down” les ha quedado blandita. En definitiva, para bien y para mal, The Black Keys siguen en el mismo punto donde les dejamos hace un lustro: nadando y guardando la ropa.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies