ToteKing volvió a demostrar con la presentación de “Lebron” en Madrid la tremenda conexión que tiene con su público. “Mucho cariño y mucho amor para toda la peña que nos sigue desde el día uno”. Aún recordamos aquel asentamiento del año pasado en el Ballantines True Music Festival. Una protesta en defensa del hip-hop que dejó claro que al King no se la juega nadie. Pero esta vez volvió con todo el buen rollo del mundo y con un arsenal de nuevos temas que disfrutó desde el primer minuto. El Tote nunca falla, juega con pasado y presente. Te enreda con esos hits de sus últimos álbumes y te pone los pelos de punta recuperando temas que hemos quemado hace diez años.

Entró con ese potente “Woh (Part 2)” que abre su último álbum pero “El Serranito” se lo guardó para comérselo otro día. Tras él una batería liderada por lo nuevo que levantó entera la sala entre la ya clásica “Robocordones” de su anterior Lp y una potente “Libera el estrés” que sirvió para cargar las pilas. “Quiero dedicarle esto a todos los que están hasta la polla”. El tiempo se paró cuando el rapero decidió recuperar “Ni de ellos, ni de ellas”, nueve añazos de este tema que gritó el público de principio a fin. Y le sirvió para arrastrar a la masa hasta ese “No Love” de “Lebron” en el que se subieron al escenario Ceerre y Lone para hacerlo grande.

“Ahora quiero que pongan el dedo del medio en alto para todos esos coaches que son muy bonitos cuando hay dinero en el bolsillito. Esto está dedicado a todos los pesimistas y a mi Rozalén”. Empalagosa introducción para ese “Gente Tóxica” que está llegando al gran público al margen del rap y de ahí vuelta al pasado para soltar ese “Muchas Gracias” a favor de todos los que le respetan. “Yo soy el ‘toterreno’, hay que recuperar canciones de otros discos. Yo también las descubro de nuevo, a veces me cuesta pero esta por ejemplo está super guapa”. Y tras el discurso no solo nos esperaba con ganas “Bumm!” sino que el King arrastró hasta soltarnos ese “Vete a casa” que protagonizó uno de los momentazos de la noche junto a “Tonto”.

Volviendo al presente, “Con Autoridad” y “Mi Colega” se presentaron de la mano. Aunque la gente seguía teniendo ganas de ahondar un poco más en la historia del rapero y comenzaron a pedirle canciones. Con cariño Shotta empezó a sacar parte de “La Infanta”, aunque finalmente se quedó en un amago. “De esto no se acuerda nadie ya”, decía con una enorme sonrisa en la cara. Lo bueno es que guardaban bajo la manga uno de los temas más esperados de la cita. Y es que curiosamente ese “Puzzle” del último disco que repasa la vida del King ha calado bien hondo entre las masas. “Ponedme esos cuernos en el aire, que yo los pueda ver”, y de repente una batalla de a capellas dejó al rapero en lo más alto con una gran defensa del “No pueden”. “Después de esta canción ya nadie sale a rapear hermano”, soltaba el Shotta. Aunque su momento de gloria llegaría más tarde cuando Morodo se subió al escenario para apoyar ese “Todo el día barras” y sacar la “Felicidad” sobre el escenario.

Poco quedaba ya de esta gran noche. ToteKing.  remarcaba una vez más lo bien que le trata Madrid con “Como en Casa” y se hacía evidente que, a pesar de hacer el concierto en una semana en la que la lucha de las mujeres por la igualdad era la gran protagonista, el rapero no quiso aprovechar el tirón y obvió sacar “Ellas” a relucir. Finalmente llega el cierre y suena uno de los temas más potentes y sinceros de su último álbum. Ese “Bartleby & Co” que muestra las rayadas del rapero a sus 39 años y que nos hizo darnos cuenta de la suerte que tenemos de que aunque pase el tiempo el King siga adelante y sus letras le mantengan en lo más alto.