Instintos primarios
Conciertos / Sleaford Mods

Instintos primarios

8 / 10
Raúl Julián — 29-03-2022
Empresa — Houston Party
Fecha — 26 marzo, 2022
Fotógrafo — Raúl Julián

Sleaford Mods se presentaban orgullosos en la madrileña sala But, con todo el papel vendido y tras haber pasado previamente, y debido a la amplia demanda de entradas, a un emplazamiento de mayor capacidad que el previsto inicialmente. Era la primera de sus dos fechas en nuestro país (en Barcelona al día siguiente también colgarían el cartel de no hay billetes), para presentar el que hasta el momento es su último e inspirado álbum, ‘Spare Ribs’ (Rough Trade, 21). Una velada que prometía emociones fuertes y sobre todo intensidad, y que no solo evitó decepcionar, sino que además terminó siendo uno de esos acontecimientos que no suelen olvidarse con facilidad.

La dupla formada por Andrew Fearn y Jason Williamson tomó el escenario para soltar una generosa e ininterrumpida selección de hora y media, incluyendo veinte piezas escogidas de entre ese catálogo que llevan amasando más de una década. Una propuesta tan básica en su planteamiento sobre las tablas como, en la práctica, efectiva e incisiva en cuanto a sus abrasivas consecuencias. La fórmula es en realidad sencilla, y mientras Fearn se limita a lanzar la base pregrabada –esa simple y extendida sin rubor– del tema en cuestión desde su portátil y a bailar dentro de su zona, Williamson ejerce en su papel de bestia desatada. El vocalista es la auténtica estrella del espectáculo: un ejemplar primitivo y visceral que (literalmente) escupe canciones cargadas de mala baba, mientas se contonea o adopta poses irónicas que potencian magnetismo y agresividad escénica.

En su versión de directo, la mixtura de post-punk, rap, new wave y punk a secas del dúo de Nottingham se traduce en cúmulo de rabia y realismo que conecta en vertical con el público. Una audiencia encantada de caer en la trampa tejida por dos tipos de barrio con aspecto de hooligans, quienes ofertan un espectáculo que comenzó cocinándose a buena temperatura e inevitablemente fue sumando grados con el paso de los minutos. Fue resultado de la secuencia formada por canciones como “Shortcummings”, “Keban Spider”, “Mork n Mindy”, “Face To Faces”, “Nudge It”, “Jolly Fucker”, la versión de “Don't Go” de Yazoo, “T.C.R.”, “Out There”, “Top Room”, “Second” o “Disclosure”, además de “Elocution”, “Tied Up in Nottz” y “Tweet Tweet Tweet” completando el asunto en el tramo final.

El paso de Sleaford Mods por Madrid incluyó pogos, cerveza volando y hasta alguna invasión de escenario, dibujando un contexto victorioso que Andrew Fearn y Jason Williamson disfrutaron y en el que parecían sentirse más que cómodos. Había (y hay) muchas ganas de soltar toda la angustia generada por estos dos últimos años, y el encuentro con un par de tipos tan macarras como talentosos en sus peculiaridades resultó ser la ocasión perfecta para ejercer. Una velada gozosa y generadora de adrenalina que, de paso, evidenció que la próxima parada de Sleaford Mods en la capital será seguramente al amparo de La Riviera, en donde tocan aquellas formaciones de gran aceptación y ya definitivamente consolidadas.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.