Candor en Baluarte
Conciertos / Festival Santaspascuas

Candor en Baluarte

8 / 10
Javi M Palma — 02-01-2020
Empresa — Festival Santas Pascuas
Fecha — 29 diciembre, 2019
Sala — Sala Baluarte Pamplona, Pamplona (Navarra)
Fotógrafo — Javier Escorzo

Una gélida tarde de domingo era la encargada de guarecer la recta final de este Santas Pascuas que celebró en uno de sus espacios más distinguidos la propuesta más personal y sagaz del festival.

Abría la Sala de Cámara del Baluarte el polifacético y cada vez más presente Aitor Etxebarria. También conocido por su disertación de house narrativo bajo el alias de El_Txef_A o como autor de la banda sonora del plausible documental “Markak”, el artista de Gernika acudía a Pamplona para presentar su primer álbum firmado con su nombre, “Nihilism Part 1”. Editado por El Segell del Primavera Sound y Mute, dos sellos afamados por su buen gusto, la obra es un peregrinaje hacia la oscuridad, lo volátil, la calma y la tensión. Unas señas que en directo quedaron magistralmente retratadas con él al piano y el resto de su virtuosa banda, encuadrado bajo un encomiable y meritorio trabajo de luces, siempre bienvenido en este tipo de propuestas.

Sentado a la sombra de su instrumento desde la inicial “Etxean” hasta la cuarta del setlist, “Can´t see nobody”, Etxebarria demostró que se siente cómodo tanto en los pasajes más experimentales y etéreos como cuando aprehende corazas de post rock. Con “Interpretations”, primer adelanto del disco, abandonó el lateral del escenario para encararse al centro y entre alaridos y susurros conformar un muro de sonido que precedió al momento cumbre de su show; la versión de “So glad” del cineasta pero también músico David Lynch que sonó tortuosa, perturbadora y magnánima. Una maravilla. La despedida llegó con “You left us” de nuevo al piano y el sabor de que este creador seguirá dando que hablar. Bravo Santas Pascuas por contar con él.

Puede que sea por su personalidad voraz, la repulsión por las modas que tristemente dirigen la carrera de muchas formaciones nacionales, o simplemente por la irrefutable belleza de sus composiciones, pero McEnroe se han ganado a pulso un puesto de honor entre las bandas más respetadas y queridas de este país de los últimos quince años. Su última referencia, “La Distancia” (Subterfuge, 2019), primera en casi un lustro, continúa ahondando en la máxima de Ricardo Lezón, cantante y alma del grupo: canciones de amor, nada más. Aunque eso sí, en todas sus vertientes -prósperas, atormentadas, afables- y canalizadas a todo tipo de destinatarios -pareja, amigos, familia, o su reconocida admiración por la naturaleza-.

El estímulo de un nuevo trabajo no fue trivial porque tan solo se dejaron dos piezas del mismo por interpretar (“Cerezas” y “El Buen invierno”), trasluciendo el por qué toca girar cuando se publica un disco, y cómo la nostalgia puede ser un elemento seductor de su música pero para nada fundamental de su repertorio. Añadido a que si bien el discurso íntimo se adivinaba en sus primeros años, en el presente y con el formato de quinteto actual, McEnroe suenan engrasados y enteros, vaticinando una pluralidad de matices y graduaciones en vivo.

Y así transcurrió el concierto, con un sonido impoluto y la distintiva y penetrante voz de su líder como conductores de la velada, con mención especial para el trepidante ocaso instrumental de “Luz de gas”, o “Montreal”, un tema al que el teclado dotó de una esbelta luminosidad, y con el que Lezón bromeó sobre el paso del tiempo cuando desveló que la canción sobrepasaba la mayoría de edad. “Asfalto (libres los animales)”, quizás el corte más redondo y marca de la casa de “La Distancia”, supuso el cierre a la actuación, previo al bis de rigor. Primero Lezón en solitario acompañado de guitarra acústica tocando “La cara noroeste” y seguidamente la banda al completo elucidando “Rugen las flores”, canción que titulaba su anterior disco y que en directo difiere de su versión de estudio cobrando mayor vitalidad y pujanza, erigiéndose como el broche idóneo de 70 afectuosos y elocuentes minutos de pop de guitarras de autor.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.