No hay quien la pare
Conciertos / Queralt Lahoz

No hay quien la pare

9 / 10
Àlex Caballero — 13-06-2021
Empresa — Cruïlla XXS
Fecha — 11 junio, 2021
Sala — Plaça de les Glòries Catalanes, Barcelona
Fotógrafo — Àlex Caballero

Después de haber podido comprobar en primera persona su valía como artista hace más bien poco, en el concierto de los Califato ¾ donde salió a cantar con ellos "Tó Ba A Çalih Bien Mamá", llegaba el momento de la prueba de fuego, el momento de la verdad, el momento de la "Pureza".

Con un formato de directo que estrenaba en este concierto para presentar su última referencia que lleva por título "Pureza", Queralt Lahoz salió al floreado escenario acompañada de un teclista, un batería y un tercero a las bases, completando una formación que garantizaba de antemano, un nivel orgánico y natural a las interpretaciones que más de uno no esperaba. Vestidos todos con camiseta blanca para potenciar esa idea de "pureza" que Queralt ha querido exponer en su disco, jugó como quiso y sin   regla alguna con la pureza de los estilos musicales que practica. Sin embargo, no fue hasta que acabó el primer tercio del show cuando nos dejó con la boca abierta al reaparecer con un  sofisticado y sugerente vestido negro, al más puro estilo vedette del Molino y al que hizo referencia como un modelo propio creado y cosido gracias a las habilidades de su familia costurera.

Desgranando su primer EP de 2019 llamado "1917" durante la primera mitad del concierto, con "Drogas Caras", "Como Puñalá" y "Me Gusta" como las más coreadas, fueron las de su nuevo álbum. las que más y mejor se había estudiado el público.  Sorprendió  la calidad, tablas y desparpajo sobre el escenario que maneja para una artista de su juventud, a la vez que su entrega,  pasión e impresionante voz, capaz de hacer cualquier cosa con ella. Todo ello se impuso  en una maravillosa velada en la que, incluso después de abandonar el escenario, la gente la vitoreaba y gritaba de manera efusiva para que volviera. Lo hizo con una sonrisa de satisfacción enorme y preguntando al propio público cuál era el tema que queríamos escuchar. "Ya No" fue la elegida.

Momentos enraizados como el dedicado a su abuela en "Tu Boca", la maravilla de "La Misa" o la intensidad de "Si La Luna Quiere", rivalizaron con los temas de corte más urbano como la divertida "Con Poco", la imprescindible "El Tiroteo" o la más demandada "Doblones" que pusieron en pie a un público, deseoso de bailar y liberarse ante tal alarde de arte y duende apoyados por una Queralt necesitada de ver a la gente en pie, bailando y disfrutando.

Puede que su disco se llame "Pureza", pero la capacidad y el dominio que tiene Queralt Lahoz del soul, el dancehall, el rap, los boleros (se llegó a cantar uno a capella) y, por supuesto, del flamenco, dejan constancia del incalculable potencial que tiene y del que hizo gala de manera indiscutible. Quedó claro que esto va "pa’rriba y no hay quien lo pare".

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.