Primer premio
Conciertos / Torrelavega Soundcity

Primer premio

9 / 10
Fran Martínez y Roberto Silva — hace 3 meses
Empresa — Industrias Portugal
Fecha — 15 agosto, 2019
Sala — Plaza de La Llama
Fotógrafo — Javier Sobrado

Un año más, la gente de Industrias Portugal nos dejaba con la boca abierta con un cartel en el que inevitablemente destacaba el nombre de Los Planetas. Pero también la posibilidad de disfrutar en este contexto tan especial de titanes propios como Los Deltonos o Templeton.

El jueves empezó con las pinchadas de Souncity DJ’s, calentando al personal con temazos de Aina, Nirvana, At The Drive-In… Haciendo las delicias de los más nostágicos.

Da gusto ver tocar a Ojo Pipa. La energía y el desparpajo de este dúo torrelaveguense son tremendamente contagiosos y en el segundo tema ya tenían a toda la plaza comiendo de su mano. Garage, punk, stoner, rock… Todo tiene su sitio en la coctelera de Ojo Pipa. Saltan, aúllan, se revuelcan por el suelo y responden “¡pues no!” a los bises que les pide el público al final del concierto. No son tan duros, vuelven y rematan con una versión de “Higher Ground” de Stevie Wonder.

Sensaciones agridulces con Templeton. Por un lado, siempre es un gusto ver en directo a una de nuestras bandas nacionales favoritas. Por otro, flotaba en el ambiente la posibilidad de estar asistiendo al último concierto del grupo. Cruzamos los dedos para que no sea así. Sobre todo, después de ver al sexteto en tan buena forma. Repaso bien equilibrado de sus cuatro discos en el que sonaron hits como “Las casas de verano e invierno”, “Miedo de verdad y en condiciones” o “39300”, pero también temas que no esperábamos, como “Pálida camarada” o los nueve gloriosos minutazos de “Marzo mayea”. Durante el concierto, sonrisas, miradas cómplices y abrazos sobre el escenario que nos hacen presagiar lo peor, pero no perdemos la esperanza de volver a ver juntos a Álvaro, Cholo, Santi, Carrasco y Brian. ¡Y que no se olviden de “Brasil”, por favor!

La primera y única vez que habíamos visto a Airbag fue hace casi 20 años. En aquel momento presentaban su debut “Mondo Cretino”, un alarde de punk melódico y veloz que se convirtió instantáneamente en un clásico del género. Mucho ha llovido desde entonces. Los malagueños han bajado las revoluciones y en su repertorio abundan los medios tiempos donde el power pop es absoluto protagonista, y a veces están más cerca de Teenage Fanclub que de Ramones. Para empezar, “Eleven y Mike”, de su reciente disco “Cementerio indie”, y a partir de ahí fueron picando de su amplia discografía (más de 20 referencias). “Alto Disco” tuvo buena representación con “Cómics y posters” y “Ahí viene la decepción”, y “Manual de montaña rusa” con “La ola perfecta”. Tras desgranar 17 temas en algo menos de una hora, acabaron con “Marta no es una punk” de su primer disco. Regalito para los más veteranos.

Tropical Brothers fueron los encargados de recibir al personal el viernes. ¡Italo disco y gorrocópteros para todos!

La jornada empezó a ritmo de punk con la actuación de las canadienses The Shit Talkers. Si ya es difícil abrir un festival, tiene doble mérito mover a la gente cuando eres un práctico desconocido para la mayoría del público. El cuarteto, procedente de Vancouver, despachó un punk-rock sucio y lleno de melodías que sirvió como presentación de su LP “I Scream”. Hicieron guiños al castellano entre canción y canción e incluso presentaron un tema nuevo en el que la cantante se pregunta “¿Dónde puedo conseguir vino para llevar a casa?” en nuestro idioma. Muy divertidas.

Gran acierto por parte de la organización poner en valor a uno de los mayores patrimonios musicales de nuestra región. Si en ediciones anteriores, Los Enemigos, Ilegales y Siniestro Total encabezaron el viernes, este año Los Deltonos dejaron para el recuerdo uno de los shows del fin de semana. Contaron con el mejor sonido del festival y ofrecieron un concierto de rock con todas las letras, aunque eso no es novedad si los que rodean a Hendrik Röver son Fernando Macaya (guitarra), Pablo Zeta (bajo) y Javi Arias (batería). Potencia con control. De su último disco “Fuego” sonaron “Correcto” y “Águila” entre otros, pero las más celebradas fueron “Soy un hombre enfermo”, “Escucha cuando hablo” o “Listo”, de su primera época. Reseñable también el homenaje a El Rey con “Elvis” (“Ni Jesucristo, ni Tangana…” proclamaba Hendrik). Un lujo.

La noche nunca acaba si el que sale al escenario es Joe Crepúsculo. Nada más empezar nos amenazó con “Te voy a pinchar” y a partir de ahí todo fue un despiporre. Su tecno pop se te mete en los huesos y tiene un aire a verbena de pueblo que nos encanta. La fórmula de Crepúsculo funciona en cualquier situación y es de los conciertos más divertidos que se pueden ver hoy en día. Aunque sean altas horas de la noche su actuación siempre “Suena brillante” y hace que bailes todas las canciones como si fueran “La canción de tu vida”. En la recta final, los Tropical Brothers subieron a cantar unos coros y el público invadió el escenario para celebrar “Mi fábrica de baile”, que cerró un concierto que nos mandó a la cama con una sonrisa en la cara.

El Sábado, Juanita Wolf hizo bailar a propios y extraños con sus eclécticas pinchadas desde primera hora de la tarde.

Cuando vimos a Apartamentos Acapulco el año pasado, nos recordaron un montón a Los Planetas (en el buen sentido). En esta ocasión sí que apreciamos cierta intención de desmarcarse del sonido de sus paisanos. Y es que las canciones de su nuevo álbum “El resto del mundo”, que tocaron prácticamente entero, incorporan ecos de dream pop y una mayor presencia de los sintetizadores y de la voz de Angelina. Una banda que promete muchas alegrías.

Es difícil que de un concierto de Los Planetas salga todo el mundo satisfecho, pero esta vez estuvo cerca. Los granadinos dividieron su actuación en dos partes bien diferenciadas. La primera se basó en su último disco “Zona temporalmente autónoma” soltando alguna golosina (“Santos que yo te pinte”, “Corrientes circulares en el tiempo” y “Toxicosmos”) para mantener el interés de los fans de “lo de antes”. Cuando ya algunos tiraban la toalla, “David y Claudia” dio paso a una ristra de clásicos para echarse a llorar de felicidad. La coreadísima “Un buen día”, “Prueba esto”, “Nuevas sensaciones”… Fue emocionante ver una Plaza de la Llama a reventar entregada a Jota y los suyos en “Segundo Premio”. “De viaje” parecía el final perfecto, pero aún guardaban un as bajo la manga. Hacía tres años que Los Planetas no tocaban “La caja del diablo” en directo, lo que hace aún más especial que se despidieran con ese tema. Golpe maestro para rematar uno de los mejores conciertos que les hemos visto.

Después del tristemente cancelado Sunshine de Suances en el que iban a tocar Los Punsetes en 2017, por fin pudimos quitarnos la espinita y ver a los madrileños sobre un escenario en la tierruca. Con un fondo más punk de lo que pueda parecer en primeras escuchas y unas letras ácidas y decadentes, el pop de Los Punsetes sonó a gloria en el cierre del festival. Abrieron con “Viva”, en la que cantamos a lo poco que nos queda en esta vida, y aunque se centraron en el disco homónimo (“Mabuse”, “Tu Puto Grupo”, “Estrella Distante”), tuvieron tiempo para repasar toda su discografía, desde la época de “Maricas” hasta “Una Persona Sospechosa”, adelanto de su próximo disco “Aniquilación”. El final con su ya clásico “Tus Amigos” puso el broche a una cuarta edición del Torrelavega Soundcity que será difícil de olvidar.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies