Conciertos / James

James

/ 10
Redacción — 06-05-2008
Empresa — Ballantine’s Leave An Impression Festival/Sinnamon
Fotógrafo — Archivo

Muy lejos queda ese concierto que el carismático Tim Booth dio, en solitario, delante de apenas cuarenta personas en la sala pequeña del Razzmatazz hace cinco años. La gente se volvió a acordar de la mítica banda de Manchester el año pasado gracias a su paso por el festival Summercase dónde tras seis años de silencio presentaban su doble recopilatorio “Fresh As A Daisy”. Ahora vuelven para demostrar que están más vivos que nunca.

El concierto de casi dos horas que dio James en la Sala Razzmatazz dentro del Festival Ballantine’s Leave An Impression fue memorable. La energía de su música y la puesta en escena pusieron de manifiesto la unidad entre los miembros de la banda. A destacar la faceta del siempre lúcido Tim Booth que cuidó extremadamente todos los detalles del espectáculo, dando comienzo al concierto con una pequeña performance de inicio que supo enlazar perfectamente con los aullidos de “Born Of Stranger”, tras el cual desfilaron casi todos los hits de la banda intercalados con temas de su nuevo disco, “Hey Ma”.

El concierto tuvo momentos apoteósicos con una conexión brutal entre la banda y el público que se vio absolutamente reforzada, sobretodo, en la última parte del concierto. Cuando después del bis, la banda apareció al escenario apretando el acelerador y cruzando la meta, con un público que no podía parar de tararear ‘Sometimes when I look deep in your eyes I swear I can see your soul…”

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.