Gritando para Bruce
Conciertos / Iron Maiden

Gritando para Bruce

8 / 10
Rubén G. Herrera — 14-07-2016
Empresa — Live Nation España S.A.U.
Fecha — 13 julio, 2016
Sala — Barclaycard Center, Madrid
Fotógrafo — Andrés Abella

El público heavy español ha visto con sorpresa en este 2016 un año muy especial para reencontrarse con Iron Maiden, que ha cerrado más fechas de las que estamos acostumbrados a ver en nuestra península, incluyendo, entre las citas movidas por LiveNation de Madrid, Sevilla y Lisboa, las cabeceras de los festivales Resurrection Fest (Lugo) y Rock Fest (Barcelona). Un rodaje amplio para “The Book of Souls” (Parlophone, 16), disco que ha sido acogido por la crítica internacional mejor que ningún otro de los británicos en más de 15 años.

Iron Maiden, cuyos músicos rozan todos los 60 años (cada uno, claro), pretendían demostrar que están más en forma que nunca; tras verles dos horas en el escenario sin parar, se hace patente que lo están.

Pero primeramente habrían de presentarse The Raven Age, banda del guitarrista George Harris, el hijo de Steve Harris. Aquí sorprende de inmediato la importancia de este vínculo, pues el hecho de girar con Maiden parece una apuesta con varias “desventajas”: la banda no ha girado a este nivel nunca; apenas llevan dos años en activo desde su primer disco, y el estilo tampoco es demasiado afín, tratándose de líneas de metal melódico moderno. No funcionó. Igual apetecía más una banda tirando a hard-rock clásico, pero… no estamos para pedir (y cualquiera ponía pegas a las condiciones de Steve Harris cuando esta gira se firmó). En fin, los afortunados teloneros consiguieron ganarse al público en momentos concretos de cercanía e intensidad, pero no alcanzaron grandes cotas de empatía colectiva.

Durante el cambio de bandas, en las pantallas se anunciaba el videojuego de Iron Maiden, “Legacy of Beast” y muchos de la vieja escuela recordaron un momento semejante en 1999, cuando la banda presentaba una apuesta semejante con aquél extraño “Ed Hunter”. La estrategia de marketing, una vez más, pensaba para el público más joven, solo que ahora las cosas se están haciendo algo mejor. Los ingleses siempre han sabido vender muy bien sus giras y su música, como un “producto total” de entretenimiento y sus directos siempre dieron buena fé de ello. Pronto vimos cómo el escenario se llenaba de lonas negras que cubrían la escenificación de esta gira: un templo maya, donde está ambientado el último disco y que desarrolla la temática de la autodestrucción de la civilización. Por sus techumbres correría frenéticamente Sir Dickinson, siempre con una gran fortaleza física y vocal, desde los nuevos temas “If Eternity Should Fail”, “Speed of Light”, a los clásicos como “The Trooper”, “Powerslave” o “Hallowed Be Thy Name”.

Iron-Maiden_Barclaycard-Center_13-07-2016_800

La escenificación y teatralización de Bruce y los suyos no ha decaído: máscaras, banderas, piruetas y representaciones completas, con llamas, calderos, y por supuesto, la mascota Eddie y sus mil caras. La mitomanía alcanzó su momento más elocuente con el extenso y complejo “The Book of Souls”, un tema denso pero cálido, llave maestra del último álbum, tras el cual todo serían ya piezas clásicas para complacer al público.

Una producción impecable, una edición de vídeo proyectado en tiempo real y un montaje de escenario, todos ellos de alucine, para un Barclaycard Center lleno hasta los topes que iconiza un momento histórico muy bueno para la banda. Scream for me sigue siendo un grito de guerra eficiente, y Steve Harris, Bruce Dickinson, Dave Murray, Adrian Smith, Janick Gers y Nicko McBrain siguen siendo un equipo sólido, con un ingenio para moverse en el escenario sin parangón, que actúan como una mole sonora que suena igual en estudio que en directo.

Atesorarán más fortuna y se marcharán rápido (aunque ya sin el Ed Force One) apenas sin conceder entrevistas. Pero, lo que tienen que hacer bien, lo hacen bien.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.