Gran noche de aniversario
Conciertos / M-Clan

Gran noche de aniversario

10 / 10
David Pérez Marín — 07-06-2014
Empresa — Last Tour
Sala — Teatro Circo Price
Fotógrafo — Archivo

Muchos han cantado eso de que “veinte años no es nada…”, pero dos décadas en la carretera dan para mucho y hay que celebrarlo. Esta noche Carlos Tarque, Ricardo Ruipérez y todo su Clan de Murciélagos, nos van a volver a demostrar que por el Rock n’ Roll el tiempo no pasa. Y lo cierto es que se nota en el ambiente que se avecina algo grande. Sonrisas cómplices y nerviosas, recuerdos compartidos de batallas pasadas a las puertas de un Circo Price vestido de gala para la ocasión. Si los Stones tuvieron una noche de circo en el 68 y quedó grabada en la película “Rock and Roll Circus”, M-Clan pasarán dos noches bajo la mágica carpa madrileña y también serán inmortalizados.

Tras cruzarnos con cracks como Aurora García, Quique González o Carlos Raya (que será pieza fundamental de la noche), tomamos posiciones. Está todo listo para que empiece la función y la noche arranca a fuego con ‘Calle sin luz’, con un Carlos Tarque chulesco, salvaje, carismático y elegante al mismo tiempo. Se mete al público en el bolsillo tras el primer parpadeo y, tras el segundo, nos recuerda que es posiblemente el mejor vocalista de rock español en su vertiente más clásica. Bajo una sobria y efectiva puesta en escena (todos de rojo y negro), la banda al completo no tarda en olvidarse de las cámaras y derrochar esa fuerza y espontaneidad que los caracteriza, y como trapecistas, comienzan a sobrevolarnos temas: ‘Para no ver el final’, ‘Basta de blues’ o ‘Llamando a la tierra’ (la mejor versión que se ha hecho del ‘Serenade’ de Steve Miller Band).

A estas alturas el Circo Price es ya una fiesta a la espera de que salten a la pista circense tragafuegos, hombres bala, elefantes o leones. Tarque nos anuncia que van a tocar la primera canción que compuso la banda, ‘Perdido en la ciudad’, y el espíritu del rock sureño de los inicios se apodera de todos, mientras me me viene a la mente cuando los vi por primera vez en directo, allá por el 97, y uno de los asistentes dijo: “son los Black Crowes españoles”. Lo siguen siendo. La banda está engrasada a la perfección así que les hacemos caso cuando suena ‘Me voy a dejar llevar’, con una gran sesión de vientos que nos marca el camino. Y tras ‘Inmigrante’, Carlos Tarque anuncia al primer invitado: “Esto está empezando a funcionar, y ahora vamos a pasar de 0 a 100… ¡Ariel Rot!” Un ‘Me estás atrapando otra vez’ antológico, con la guitarra de Ariel echando humo y la voz de Tarque haciendo lo propio. Celebramos ‘la vuelta de Maxi a la ciudad’ (con Iñigo Uribe a las teclas), y sin pausa, la noche llega a su punto más canalla cuando aparece El Drogas (con sombrero de copa y agitando un bastón) para cantar ‘Las calles están ardiendo’, junto a un ‘Sotanas’ de Barricada que aviva aun más el fuego.

 Después del incendio, Carlos Tarque nos da un respiro, y tras quitarse la chaqueta, brinda con el público y da las ‘Gracias por los días que vendrán’. Recordamos ‘Las palabras que me dijiste’, hasta que Luis Prado rompe la calma con su piano y degustamos un ‘Usar y tirar’ con sabor a Tequila, con un Alejo Stivel dándolo todo sobre el escenario. Termina ‘Carrusel’ y llega uno de los momentos cumbres de la noche, Miguel Ríos (el día que cumple 70 años) aparece para dejarnos ‘Roto por dentro’. Y tras una leyenda “aparece” otra, una versión castellanizada y libre del ‘Like a rolling stone’ de Dylan con la ayuda de Los Guasones argentinos. La apoteosis llega con un Carlos Tarque que se sumerge entre los asistentes mientras canta el ‘Maggie despierta’ de Rod Stewart. La felicidad de una noche que nadie quiere que acabe se palpa en el aire.

Tras un breve descanso, llega el momento de hacernos la pregunta: ‘¿Dónde está la revolución?’ Parte acústica e Íntima del show con Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez, esencia y fundadores de M Clan, solos sobre el escenario. Y la respuesta a la pregunta la da Tarque: “Está aquí y ahora, está sucediendo en este país”. Fito Cabrales (sin guitarra) ayuda a que suene más rockera que nunca ‘Carolina’. “Madrid es una ciudad de rock, ¡quiero las manos arriba!” Y eso hacemos, mientras seguimos las huellas de The Who con una explosiva ‘Pasos de equilibrista’ (fragmento de ‘Baba O’Riley’ incluido), en la que Carlos Tarque, a mil revoluciones, termina rompiendo el pie del micro con la cabeza. “Para empezar diré que es el final…”. Euforia colectiva cuando aparece Bunbury, una de las pocas voces capaces de hacerle sombra a Tarque. Dueto inolvidable en ‘Miedo’, acompañados por la guitarra inigualable de Carlos Raya. “Sabéis qué os digo, que seáis malos y que disfrutéis todo lo que podáis”. Tras las palabras de Tarque, el punto final lo pone un ‘Quédate a dormir’ que hace temblar Madrid, con el público saltando de principio a fin.

Termina la fiesta del 20 cumpleaños del Clan de los Murciélagos con los dos hermanos Robinson murcianos, Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez, rompiéndose las camisas y lanzándolas al público. Salgo del Circo Price encantado, con una sonrisa de payaso que tardará mucho en borrárseme. Una gran noche de Circo y Rock n’ Roll

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.