El escalofrío cálido
Conciertos / James Vincent Mcmorrow

El escalofrío cálido

8 / 10
Esther Al-Athamna — 08-11-2016
Empresa — Houston Party Records
Fecha — 30 octubre, 2016
Sala — Joy Eslava, Madrid
Fotógrafo — Nacho Ballesteros

El irlandés salió victorioso de la presentación de su tercer álbum “We Move” ante una sala Joy Eslava completamente abarrotada y entregada. James Vincent McMorrow se encuentra cómodo y confiado nadando en un sonido que cada vez le resulta más característico, gracias a su poderío vocal y a un grandioso puñado de canciones que encogen el corazón y erizan la piel. El haber estado actuando justo el día anterior en el festival BIME de Bilbao no le impidió, aunque llegase con la voz algo castigada, defender un repertorio conciso y magistralmente interpretado por una banda que hacía las veces de coral gospel. Empezó fuerte, sin miedo y así sonaron las primeras notas de “Red Dust” y sus agudos de vértigo. La elegancia de “A Lie Awake Every Night” fue el primer guiño a sus temas nuevos, que comenzaron a rodar entre aplausos: “Last Story”, “Get Low”, “Killer Whales”, “Rising Water”, “Evil”, “Surreal” y aunque resulte difícil quedarse con uno, su interpretación de “Lost Angels” solo al piano, desnudo y lúcido fue sin duda uno de los momentos álgidos del concierto. No hubo esta vez tiempo para su famosa “Glacier” ni para su versión del “Wicked Game” de Chris Isaak, pero no faltó su habitual “Higher Love” de Steve Winwood ni un final de lagrimilla en el ojo y abrazos contenidos con unos bises de lujo a cargo de “If I Had A Boat” y por supuesto “Cavalier”, entre aplausos y más aplausos. Ya solo quedaba recogernos el corazón, ponernos el abrigo y volver a casa deseando larga vida a Señor McMorrow, un artista sencillo, elegante y radicalmente intenso y creciente en cada una de sus interpretaciones.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.