Dando guerra
Conciertos / Los Chikos Del Maíz

Dando guerra

8 / 10
Alfonso Gil — 14-03-2015
Empresa — Boa
Sala — Penélope
Fotógrafo — Alfredo Arias

Dentro de la gira que les está llevando a visitar más de veinte ciudades españolas presentando su último disco “La estanquera de Saigón”, Toni y Nega, Nega y Toni, pararon en Madrid para ofrecer a sus devotos no uno, sino dos conciertos con sold out en los que pudimos ver por qué ahora mismo son uno de los grupos más aclamados del hip hop español. Y decíamos devotos porque hacía tiempo que un servidor no era veía aquello de que en un concierto de rap el público se supiese al dedillo cada canción, cada estrofa, de principio a fin, llevando en volandas al grupo durante la hora y media que duró su espectáculo.

Antes de que los valencianos saliesen a escena el grupo vallecano de, como no podía ser de otra manera, rap político Hazte Caso Primo caldeó el ambiente de una ya abarrotada sala Penélope. Y es que el del sábado no fue un simple concierto de rap, fue una noche en la que las proclamas políticas, en su mayoría antifascistas y anticapitalistas, tuvieron casi el mismo protagonismo que la propia música. Normal, estábamos ante Los Chikos Del Maíz, el grupo que ha heredado el mensaje que antaño divulgaban los grupos de punk-rock y lo ha adaptado a los nuevos tiempos, a las nuevas músicas.

Durante el concierto, salta a la vista la evolución de la pareja de MCs también sobre los escenarios, ofreciendo un concierto sobrio, preparado y en una perfecta sintonía con el público. Manejan a la perfección la escenografía; disfrazándose, sacando provecho a los estribillos, manteniendo la actitud y la pose propias del rap e incluso permitiéndose el lujo de, tal como hizo Nega, sentarse en una banqueta bajo un foco a recitar a capella unos versos satíricos sobre temas de la actualidad, provocando risas y sonrisas entre los asistentes. Porque la ironía y el humor son otros de los puntos fuertes del grupo, valga como ejemplo bandera de Suiza que ondearon durante varias canciones haciendo alusión a “la nueva patria de la mayoría de las fortunas de nuestro país”.

Musicalmente Los Chikos hicieron un repaso exhaustivo de su nuevo disco, demostrando que en directo suena tan ágil y potente como en formato físico, sin olvidarse de canciones que han sido importantes en su trayectoria como “Estilo faluya”, “El de en medio de los RunDMC” o “Pasión de talibanes”, pertenecientes a su anterior disco o sus maquetas. Quizá se echó de menos alguna canción de su proyecto junto a Habeas Corpus Riot Propaganda u otras como “Gente VIP”, así como alguna colaboración en directo, una costumbre que se ha perdido en el rap y daba frescura e imprevisibilidad a los conciertos. Pero pocos “peros” se pueden poner a su actuación del sábado. Para finalizar, y manteniéndose fieles a su personalidad inconformista y reivindicativa, quisieron despedir el concierto acordándose de Soziedad Alkoholika, cuyo concierto debía estar celebrándose al mismo tiempo en el palacio de Vistalegre pero fue prohibido por la Comunidad de Madrid pocos días antes, cerrando su show con la canción “Piedra contra tijera” de los vascos entre los aplausos de un público entregado, que cree y comparte el mensaje de Toni y Nega, de Nega y Toni, los abanderados de una manera de entender y utilizar el rap y la música.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.