En la liga de los grandes
Conciertos / Damien Jurado

En la liga de los grandes

9 / 10
Toni Castarnado — 09-05-2016
Empresa — Houston Party Records
Fecha — 06 mayo, 2016
Sala — Music Hall, Barcelona
Fotógrafo — Fernando Ramírez

Cuantos más conciertos has visto, más exigente te vuelves, cuesta más que te sorprendan. Y cuando repites con el mismo artista, esa posibilidad, la de pasmo, baja aún más. Menos con algunos, caso de Damien Jurado. Con él siempre hay un resorte, una motivación, ya sea por el cambio de registro en el disco que presenta, por el formato con el que acude a la cita o simplemente, porque cada vez se agiganta más como músico. A esa capacidad innata para emocionar con sus canciones, ahora añade otra carta que antes tenía escondida, apartada, la de la comunicación con su público, y lo que es más llamativo todavía, exhibe un gran sentido del humor a pesar de que con su cara denote lo contrario.

Con The Weather Station como abrelatas con una propuesta excesivamente plana, sin poso, Damien Jurado salía con todo el arsenal, con la banda al completo, con una sección rítmica portentosa (un batería muy jazzy y académico) y unos teclados que son parte fundamental de ese sonido más caleidoscópico que luce sin disimulo. El músico de Seattle suma en esta gira una vertiente estilística poco explotada por él hasta hace poco: la de la psicodelia. Cuando se dejaban ir recordaban entre otros, a The Doors, e incluso en un arrebato bastante inusual Jurado se levantó de su silla de forma irremediable dada la atmósfera que habían creado.

Arrancaron con “Nothing is the news”, la apertura de ese mágico “Maraqopa” que abría paso a una trilogía maravillosa. Ha cerrado el circulo con “Visions of us on the land”, y de “Brothers and sisters of the eternal son”, el álbum que se sitúa en medio, escogió como continuación esa envolvente “Magic number”. Después desgranó piezas de su última y reciente colección, entre ellas “Lon Bella”, “Exit 333” o “Mellow blue polka dot”. Damien Jurado no pudo evitar la tentación de quedarse a solas con su guitarra, en ese acto interrumpió una canción porque no le gustaba el ritmo de las palmas de unos asistentes impetuosos, y tras invitar de nuevo a los músicos a escena, volvió a la intimidad para paladear “Sheets” y Ohio”. En definitiva, que Damien Jurado ya juega en la liga de los grandes, donde se ganan los títulos.

damien-jurado-concierto-1

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.