Crónica del SANSAN 2021: reencuentro sin distancias
Conciertos / San San Festival

Crónica del SANSAN 2021: reencuentro sin distancias

8 / 10
Andrea Giménez — 05-11-2021
Empresa — Sonde3
Fecha — 29 octubre, 2021
Sala — Recinto de festivales de Benicàssim
Fotógrafo — Antoni Bellver

Si un festival ha podido pasar por todo tipo de catastróficas desdichas ese ha sido, sin lugar a dudas, el SanSan Festival de Benicàssim. Desde Pascua de 2019 con la amenaza de gota fría, pasando por una pandemia y la crisis sanitaria en la última tentativa ha llevado a los promotores del festival, realmente obstinados, a celebrar el evento en un mes inaudito para el SanSan: octubre. Aunque las lluvias han sido un denominador común a lo largo del fin de semana, el éxito de asistencia ha permanecido indiscutible. Casi 20.000 asistentes han podido disfrutar de las condiciones de un festival prepandemia “como los de antes”: con plena libertad para bailar y sin distancias, con mascarilla y pasaporte de vacunación.

Así, el viernes arrancaba con la actuación entregada de Bad Ideas, presentando por fin sus temas en directo en el escenario Calaverita. Le seguía los veteranos Chucho rompiendo sus hits de su reciente "Corazón roto y brillante". Con Xoel López, cabeza de cartel y desbordante de energía, asistimos a  uno de los conciertos que comenzaría a congregar a una buena cantidad de público. No dejó ningún tema en el tintero, arrasando especialmente con “Tierra”, “Patagonia” y la imprescindible “Lodo”. El público demostró haber hecho los deberes coreando los temas de su último trabajo "Si Mi Rayo Te Alcanzara".

El concierto de Karavana destacó por una actuación enérgica en la carpa del escenario cubierto, lo cual el grueso de los asistentes agradeció en el momento en el que comenzó a llover sin ninguna intención de parar. Poco después, el escenario SanSan recibía a Vetusta Morla, en uno de los shows más esperados de la primera noche de festival. La banda madrileña ofreció uno de los espectáculos más brillantes de esta edición, acompañados de una impresionante escenografía. Le tomó el relevo uno de los máximos reclamos del cartel: Amaral viajó desde la primera canción hasta la última a lo largo de sus más de dos décadas de discografía en una fiesta que como ella misma declaró, “serviría para de marcar el principio del final” de una etapa sin festivales como los conocíamos.

Vetusta Morla

El buen rollo continuó con Varry Brava, concierto para el cual el descenso de público se hizo evidente debido a la incesante lluvia. Los escenarios cubiertos, como SanSan Club a cargo de los DJ’s de la noche y el Calaverita obtuvieron llenazo casi desde el primer momento. Sin embargo, los especialistas en pop eléctrico bailable no permitieron que se les aguara la fiesta. Dieron la talla a ritmo de “Playa”, “Luces de Neón” y el primer single de su último disco, “Loco”. Las chicas de Cariño, quienes acababan de participar por sorpresa momentos antes en el concierto de Mujeres en su tema conjunto “Al final Abrazos”, fueron las encargadas de cerrar la primera jornada en el escenario SanSan. Al margen del agua, el público se exaltó con los temas de “Su Portal” y “Todos Los Días” de unas de las representantes del pop nacional actual.

La segunda jornada estuvo dominada en sus primeras horas por el indie rock. Dieron inicio al escenario SanSan unos La La Love You realmente animados y emocionados ante su show con más espectadores hasta el momento. Infinitamente agradecidos, llevaron a término un buen ejercicio de pop de ritmos pegadizos al mismo tiempo que provocaban en el público las ganas de moverse. Tras los nuevos temas del primer LP de la cantautora Maren, uno de los grandes pisaba fuerte momentos después en el escenario principal.

La La Love You

Love of Lesbian dinamitó la pista desde el primer minuto con “Viaje épico hacia la nada”, de su último trabajo con los visuales propios del disco. Santi Balmes reivindicó lo maravilloso del reencuentro sin distancias en una pista de baile por fin, después de tanto: “Es emocionante ver cómo se está volviendo a la vida social, compartir sudor, besos y abrazos. Esta mierda de año se está acabando ya”, declaraba con júbilo. Haciendo justicia a su potencia habitual, realizó un viaje en el tiempo a través de su discografía pasando de “1999”  hasta la recta final con “Allí donde solíamos gritar” y, para sorpresa de muchos, “Planeador”. Al mismo tiempo, en el escenario Calaverita se disfrutaba del directo del dúo Cala Vento, comenzando con menos público de lo acostumbrado. Aleix y Joan desataron tema tras tema sin descanso, destacando cuando arrasaron al hacer sonar “Un buen año” con el que armaron un pogo que ocupó buena parte de la carpa.

Love of Lesbian

De vuelta al escenario SanSan, Dorian protagonizó un show con un espectacular juego de luces. Su concierto fue in crescendo con un Marc Gili que despertó la euforia entre los asistentes defendiendo la música como “la única forma de arte capaz de juntar a tanta gente por un mismo motivo”. Anunciando un nuevo disco que verá la luz a principios del año que viene, la contundencia estuvo presente en sus éxitos de siempre “Verte Amanecer” o “Cualquier Otra Parte” antes de la despedida de “La Tormenta de Arena”. Al mismo tiempo, las chicas de Ginebras hacían vibrar una carpa Calaverita desbordada de gente. Reconociendo que no esperaban tal éxito de asistencia, estrenaron su directo con “Crystal Fighters”, uno de los hits de su álbum "Ya dormiré cuando me muera", tras este, dieron rienda suelta a los éxitos de su primer trabajo con “Todas mis ex tienen novio”, así como la imprescindible cover de Rosalía y J Balvin “Con altura”.

Dorian

Momento sin parangón en toda la jornada fue el concierto de Carlos Sadness, el cual comenzó un poco antes de lo previsto con “Chocolate y nata”. Invitando a la pista a no ser tan puretas con el indie y animarse a perrear, el barcelonés supo muy bien cómo mover a su público. Cerca de las tres de la mañana Delaporte no daba un segundo de tregua, dejando la lluvia en un evidente segundo plano. Con un frenético setlist de lo más electrónico, el dúo hizo arder el escenario Benicàssim cerrándolo por todo lo alto.

La expectación del domingo fue conducida por bandas como Arde Bogotá, con un concierto dinámico y potente. Los chicos de Cartagena, que presentaban su álbum "La Noche", recibieron una buena acogida en este arranque de la última jornada. Por su parte, el esperado Sen Senra sorprendió con una puesta en escena íntima, con la que hizo cómplices a los músicos que lo acompañaban sentados bajo los focos. El gallego solo se levantó hacia la mitad de su intervención, cuando dio voz a temas como su reciente “Globo” o “Perfecto”, de su último álbum.

En cuanto al panorama más alternativo, Derby Motoreta’s Burrito Kachimba experimentó un directo algo ensombrecido por problemas técnicos que no acabaron de subsanarse hasta el último tercio de su concierto, cuando por fin pudieron algo más relajados dar voz a su salvaje “Aliento de Dragón” o la canción perteneciente a la banda sonora de la película "Las Leyes de la Frontera". Mientras tanto, Leiva teletransportó al inmenso público a otra dimensión con su originalidad y carisma, descargando su inagotable arsenal de éxitos desde “Terriblemente cruel” hasta su inconfundible “Lady Madrid”.

Minutos después, la emoción y los hits vibrantes corrieron a cargo de La M.O.D.A, que no tardaron en poner la pista de baile patas arriba en lo que sería su cuarta aparición desde el nacimiento del festival SanSan. Siguiendo su colección de éxitos habitual, el septeto acústico que puede presumir de un apabullante directo dejaron sonar sus imprescindibles “Héroes del Sábado” o “Los hijos de Johnny Cash”.

El momento estrella de la noche se vivió cuando La Pegatina subió al escenario como artista sorpresa del festival, un acierto total con confeti incluido, capaz de llenar la pista principal sin esfuerzo. Su formato infalible no dejó escapar un tema sin el desenfreno de la multitud con “Olivia”, “Mari Carmen” o, cómo no, “Lloverá y yo veré”, completos himnos de festival. Para rematar, cerraba esta edición Elyella djs para dar un fin de fiesta con la vista puesta en Semana Santa de 2022 y el anuncio de dos de los artistas que conformarán el nuevo cartel: el cantante de pop Dani Martín y el Dj y productor internacional Steve Aoki. Más pronto que tarde, continuará…

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.