Un adiós muy gritado
Conciertos / Cala Vento

Un adiós muy gritado

9 / 10
Ignasi Estivill — 24-10-2018
Empresa — Chesapik
Fecha — 20 octubre, 2018
Sala — Sidecar, Barcelona
Fotógrafo — Sara Prado

Cala Vento llevan girando casi dos años por toda la península gracias a su último álbum, “Fruto Panorama”. Después de un EP (“Canciones de Sobra”) y un sinfín de conciertos, el dúo catalán empezaba en la sala Sidecar su primera función para despedir esta gira y este segundo largo.

A pesar de su vertiginoso éxito en poco tiempo, Aleix Turón y Joan Delgado no han perdido la sencillez ni la humildad que caracteriza a Cala Vento. Aleix estaba vendiendo el merchandising  antes de empezar el bolo, y después tenía dificultades para cruzar entre el público durante el concierto de sus teloneros. Joan igual; pasaba desapercibido entre los asistentes, pero cuando subió al escenario solo para anunciar que Disco Las Palmeras tocarían antes que ellos, el público ya empezó a vitorear al batería de Figueres. Para esta especial despedida, Cala Vento decidieron anunciar previamente solo los nombres de los teloneros de sus cuatro conciertos programados (dos en Barcelona y dos en Madrid) pero no en qué ciudad tocaría cada banda. En esta ocasión, los ruidosos gallegos se encargaron de inaugurar  bien la velada.

Disco Las Palmeras intercalaban con su estilo shoegaze canciones de noise rock muy cañeras con otros temas más melódicos que ayudaban al público a ir calentando el cuerpo con alegría e ir pidiendo cervezas sin miedo. Los asistentes se mostraron receptivos y atentos a cada tema suyo, pero tanto los teloneros como el público eran muy conscientes de donde estaba el foco de la noche, y las ganas de Cala Vento se iban agigantando.

Llego la hora, y ya podía palpar que el dúo catalán se encontraría a un público entregado en cuerpo y alma. Joan y Aleix ya no tienen que pedir paso a nadie, cuando se suben al escenario ya los tienen a todos a su merced. Aleix no tenía la guitarra bien afinada en su primer tema y paró en seco. Joan, mientras, se quedó con las ganas de seguir explotando su batería, pero los fans no tuvieron ningún problema en cantar ellos sus “Historias de Bufanda”. Ahora sí, todo listo para bailar. Y joder si bailamos.

Cala Vento siguen demostrando que son mucho más que “Isla Desierta” o “Abril”. El público no paró de cantar, bailar y vibrar en cada una de las canciones de su repertorio. Joan y Aleix también se lo pasaban en grande, estuvieron gigantes de principio a final, se nota que disfrutan tocando, y los asistentes gozaban cada vez más. Pogos, fans manteados, birras llevadas al altar y cuerdas vocales al límite. Todo estaba fetén.

Porque Cala Vento no se complican. Siguen con su plan, dos amigos que tocan la música que les gusta y que conectan con los fans a través de sus sencillas pero ingeniosas canciones descargadas con un energía tremenda. Tocaron prácticamente todo su repertorio, pero no les sobró ni una canción. Su sinfín de historias cotidianas expresadas con su fórmula de pop visceral sigue calando a la perfección.

Modestos, no les hace falta nada más, solo ellos dos con sus dos instrumentos. Joan revienta la batería como pocos. Su entrega a la percusión es total, mirarle tocar es puramente hipnótico, y hasta tiene fuerzas para levantar el culo y rugir algún estribillo. Aleix se intenta mostrar más calmado y sereno, pero se le escapa la sonrisa cuando ve que sus fans están totalmente enamorados de su actuación. Además, sabe cuando atacar a la audiencia con sus riffs cañeros, y no falla.

Después de tres años desde su último concierto en esta misma sala, y de ciento veinticuatro bolos con “Fruto Panorama”, la química sigue siendo total. Una fiesta rockera llevada a cabo por dos modestos amigos, capaces de encandilar a amantes del hardcore y del pop a partes iguales. Estridentes y con mucha adrenalina, ni desafinan ni les falta ritmo, y en momentos te preguntas como solo ellos dos pueden sonar tan bien durante más de una hora. No se puede pedir más a un concierto lleno de sudor y gritos que empezó y acabó por todo lo alto.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.