Alternative Musis SOS Festival
Conciertos / Maika Makovski

Alternative Musis SOS Festival

8 / 10
Diego F. Hernández — hace 8 años
Empresa — Salan Producciones
Sala — Parking Anexo a la Plaza de la Música / Las Palmas, Las Palmas de Gran Canaria
Fotógrafo — Andrés Marvelli

El Alternative Music Festival SOS surge en el espectro festivalero insular para recuperar la filosofía que convirtió al desaparecido Encuentro de Jóvenes, que se celebró en El Fondillo en la capital grancanaria entre 1995 y 2003. Con la misma filosofía de entonces, de aunar en un mismo cartel a un artista internacional, uno o dos proyectos nacionales y canarios, el Alternative emergió el último fin de semana de noviembre con un cartel que hizo bueno el propósito de antaño, y que al igual que ocurría en cada edición del anterior Encuentro de Jóvenes, el factor sorpresa jugó a favor de la organización ante un aforo de público regular, señal del daño irreparable de la gratuidad y de cómo le cuesta pasar por taquilla al público.

Si en Tafira, se descubrió a Big Soul o a los Rinocerose cuando comenzaban a despegar, el Alternative trajó a la formación israelí The Apples, alquimistas del funk mas contagioso, como la perla de la edición de estreno. La guinda a un cartel que permitió tomar las formas a la mallorquina Maika Makovski en su segunda visita a la Isla, sacudir las caderas con la acertada ecuación de rock de guitarras, distorsión y electrónica de los navarros El Columpio Asesino, y asomarse igualmente al universo por el que navegan dos grupos grancanarios que han encontrado en el pop el vehículo para crecer fuera de su entorno natural: The Birkins Miniatura.

Con The Apples en el horizonte de la madrugada, el festival arrancó con Miniatura amplificando el repertorio de su segundo álbum, en puertas a la vuelta de año nuevo, de título La huida concéntrica, en el que la banda que comanda Eduardo Briganti apuesta por unas estructuras pop sin estridencias y temas que definen esta nueva etapa como “Dentelladas” o “Aunque lo cantaras en verso”.

Tras Miniatura, fueron The Birkins quienes metieron rumbo a la noche con una actuación corta, unos cuarenta y cinco minutos, en los que el grupo repasó los puntos mas álgidos de su disco de debut. Cada concierto suyo es un paso al frente en esa carrera que iniciaron hace ya tres años, cada show es mas potente que el anterior, con un Coré Ruiz que aporta el ruidismo que no se encuentra en disco, y canciones que hacen ganar fans como “This is the right time”, “Frapuccino Lovers”, “Chloe”, “Reflections”, “Happy Réquiem” o “Initials BB”.

A Maika Makovski la conocíamos por su concierto hace meses en el Cicca. El reencuentro con la mallorquina y su banda de tres músicos (impresionantes) contribuyó a revalorizar su condición de artista a no perder la pista. Sobrada en musculatura instrumental, con una voz sensual e hiriente, venía también con disco de estreno, su ya cuarto “Desaparecer”, en homenaje a Edgar Allan Poe en un maridaje teatral con Calixto Bieito. Su pose, a caballo entre la PJ Harvey mas electrica o una joven Patti Smith, entre tantas referencias femeninas que brotan de su música, dejó canciones como “No News”, “Reflection”, “No Blood”, “Ruled By Mars”, “Lava Love” o la desgarradora “Distance”, y nuevas como “Body” o “Nevermore”. Un lujo la Makoski que dejaría impoluto el camino a otras emociones musicales del norte de España.

El Columpio Asesino es asunto serio. Los navarros juegan en otra liga y con su cuarto álbum “Diamantes” han reforzado, con algunos altibajos, la ecuación dance-rock que tan bien les funciona en canciones que ya son himnos, caso de “Toro”. La banda de los hermanos Arizaleta (tremendo Álbaro a la batería y voz), no disimula sus influencias y su querencia hacia el sonido Pixies que afloraba en cada secuencia, y por si quedaba dudas una versión de “Vamos”, de los bostonianos, con el pie cambiado.

Y para cerrar, los ocho integrantes de The Apple, sección de metales, batería, bajo y dos dj’,s, esclavos de un contagioso funk en en el que se cruzaban el quejido infinito de maestro Brown, ecos de hip hop con guiños a Public Enemy, y la esperadísima “Killing in the name”, el cover de Rage Against the Machine que los ha puesto en el disparadero ya con cuatro discos y unas tablas de vértigo.

Un comentario
  1. Iban dos policias de pasniao, nos ensef1aron la placa y empezaron a rellenar el formulario para la multa, le dijimos que no habia ninguna sef1al y nos contestaron que esta prohibido tener perros en la playa en todo el litoral Y lo mejor es el tamaf1o del perro, 1b45 kg. En fin.Un saludo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.