A toda máquina
Conciertos / Maz Basauri

A toda máquina

8 / 10
David Mars & Pepa Ferreiro — hace 7 meses
Empresa — Ayuntamiento de Basauri
Fecha — 03 mayo, 2019
Sala — Social Antzokia / Basauri
Fotógrafo — Viva Suecia por David Mars

Tras las dos primeras jornadas del MAZ Basauri celebradas durante el último fin de semana de abril (crónica aquí), el pasado fin de semana llegaron las dos últimas de esta octava edición con un sensacional balance: el festival ha vuelto a superar su récord de venta de entradas, agotando el papel en esta última jornada del viernes y reuniendo a 535 personas el sábado.

Viernes 3 mayo por David Mars

La tercera jornada del MAZ Basauri colgó finalmente el cartel de ‘Sold Out’, algo previsible, dado que un día antes la organización ya informaba en sus redes sociales que solo quedaban 80 entradas para disfrutar de los directos de Viva Suecia, Triángulo de Amor Bizarro y The Owl Project. A pesar del aviso, bastantes personas se quedaron a las puertas con ganas de entrar al Social Antzokia.

La noche comenzó con la banda bizkaina de Markina, The Owl Project, ganadora del concurso Rockein el año pasado. Sus componentes, Iker Larrinaga (voz y guitarra), Aitor del Escobal (guitarra, voz y teclados), Miguel García (guitarra y bajo), Iñigo Martínez (sintetizadores) y Gaizka Azcuénaga (batería), nos presentaron en directo su nuevo EP “Enea”, grabado y producido en los estudios El Tigre, por Xabier Eguia y Jon Aguirrezabalaga. Ofrecieron un concierto enorme donde el sonido fue una mezcla de electrónica con post punk. En su repertorio cayeron “Light On Your Eyes” y “Lithium” de su nuevo trabajo e hicieron hincapié en su álbum “Bada”, lanzado el año pasado.

Los segundos en aparecer en escena fueron los gallegos Triángulo de Amor Bizarro. Isabel Cea Álvarez (bajo y voz), Rodrigo Caamaño Díaz (guitarra y voz), Zipo (guitarra y teclados) y Rafael Mallo (batería) subieron al escenario y sin respiro, arrancaron con “Desmadre estigio” y “Gallo negro se levanta”, con la que ya se perfilaba el sonido fresco y eléctrico de la banda. Desde el principio, pudimos disfrutar de varios temas de sus últimos trabajos “Salve Discordia” y “Victoria Mística”. A destacar “Qué hizo por ella cuando la encontró” y “Robo tu tiempo” donde no dieron tregua al público a parar de moverse. Tampoco faltaron canciones de su ultimo EP  “El Gatopardo” pudiendo disfrutar de “Les llevaré mi cruz” y el funk “O Isa”. Para cerrar el concierto y calentar mas el ambiente de un recinto donde no entraba ni un alfiler, dejaron sus dos canciones más conocidas “Barca quemada” y “De la Monarquía a la Criptocracia”. Punto y final, pero con ganas demás, para otra gran banda del indie-rock nacional.

Ahora solo faltaba esperar unos minutos para que los técnicos preparasen el escenario para recibir al gran reclamo de la jornada y lo más seguro del festival.

Llegó el turno para los murcianos Viva Suecia, uno de los grupos de indie-rock del momento que, con solo dos discos a sus espaldas “La Fuerza Mayor” y “Otros Principios Fundamentales”, se han ganado una reputación bien merecida a base trabajo y no parar de girar. En el MAZ Basauri , Rafa Val (voz), Jess Fabric (bajo), Alberto Cantúa (guitarra) y Fernando Campillo (batería) estuvieron conectados con el público desde la primera canción. Con un sonido contundente, fueron cayendo sus hits más importantes como “Piedad”, “El Nudo y la Esperanza” o “Los Años”. También hicieron una digna versión de “La Sirena Varada” de Héroes del Silencio, añadiendo por su puesto, su personalidad a ella. Uno de los momentos a destacar de la noche fue cuando Rafa se bajó con el público para cantar “Hemos Ganado Tiempo” y hacer que todos los asistentes saltaran a su ritmo. Para poner fin a su actuación, tocaron dos de las razones por las que se encuentran en plena actualidad: “Bien Por Ti” y “Amar el conflicto”. Lo que se conoce comúnmente como cierre por todo lo alto.

 

Sábado 4 mayo por Pepa Ferreiro

MAZ Basauri  finaliza este año con dos propuestas clave: Iseo & Dodosound y Hakima Flissi. Menciono la idoneidad porque la noche del sábado se iluminó con ritmos bailables, divertidos y “buenrollistas” tras 3 intensas jornadas donde artistas de ámbito nacional y regional han pisado el escenario del Social Antzokia enarbolando diferentes y variados estilos musicales.

Estos géneros han variado desde el consagrado pop de Cristina Rosenvinge; el “instrumetal” melódico y brillante de los madrileños Toundra, el Indie feliz y /o rabioso de Viva Suecia hasta propuestas post punk como la de la banda gallega Triángulo de Amor Bizarro. Como apoyo, MAZ Basauri 2019 subrayó las propuestas artísticas locales de Anari, Mursego o The Owl Project sin olvidar, por supuesto, los bolos al aire libre de las bandas locales Haxotz, Agian y Voltium.

Tras estamparme en la mano el sello MAZ en la entrada, unas puertas abiertas dejaban ver el patio de butacas del teatro a oscuras y al fondo, la figura de Brava Dj envuelta en un discreto juego de luces. El target atendía a temprana edad, esa que se podía haber escapado del Viña Rock que también era este fin de semana.

La bilbaína Hakima Flissi aparece en el set y el público reacciona calurosamente. Tiene un estilo que viaja entre los ritmos electrónicos contemporáneos con un toque rhythm and blues y soul en la voz. Flissi pertenece a la nueva generación de sonidos donde las etiquetas poco importan. Ganadora del Maketa Lehiaketa de Gaztea en 2018, ha formado parte de festivales como BBK Live o Bime y nombrada por medios especializados como este, Mondo Sonoro. Dio gusto oír a sus fans cantando temas como “Vuelo” o “You Say”. El espectáculo hubiera quedado más vestido con más juegos de luces u otros elementos escénicos pero el movimiento constante de ambas artistas rellenó el espacio. Terminaron ambas en la mesa de Sara (Brava Dj) bailando y dando paso al siguiente espectáculo.

Desde el Viña Rock de Villarrobledo y haciendo parada en el Extremúsica de Cáceres, Iseo & Dodosound y The Mousehunters cerraron la presente edición del MAZ Basauri con un bolo marcado por los sonidos electrónicos del reggae dub, con énfasis de drum & bass y demasiado buen rollo tanto en el escenario como en la pista de baile.

Empezaron de la misma manera que empiezan su disco “Roots in The Air” (Mundo Zurdo 2017) con “Lost city”, “Roots in the air” y “My microphone” y la gente empezó a corear y a montar corrillos. En esta ocasión la máquina de humo empezó a funcionar, el juego de luces contrastó con las partículas del aire y el espectáculo se vistió de colores. The Mousehunters son el apoyo de viento compuesto por saxo tenor, flauta travesera, trompeta y saxo barítono que incorporaron a la banda en 2017. Muy sugerente. Tocaron “Freedom” e Iseo confesó que les hacía ilusión que el público cantara ese tema por ser uno de los primeros que compusieron. Mientras el recital corría, la gente no paró de bailar, beber cerveza y escuchar la dulce mezcla electrónica y vientos con la voz de Iseo. Dodosound por su parte, lo dio todo detras de las mesas de mezcla y estiraba intensamente los brazos para abarcar su espacio de trabajo. Como no, cayó “Zombies” y tocaron un tema nuevo al que no alcancé a captar el nombre.

«Esta tarde tocamos para personas, no para gente» no se cansó de repetir Iseo aludiendo a las grandes masas de los festivales en los que acababan de tocar. A la navarra se le quedaba pequeño el escenario. Para terminar el bolo metieron fuego con latigazos de drum & bass y por último, Dodosound salió a presentar al equipo con todo el desparpajo. Un gustazo de bolo, un gustazo de edición de MAZ Basauri .

Un comentario

    Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies