MondoSonoro Comics

Omega Men cubierta

La editorial de DC Comics en España, ECC Ediciones, rescata en cartoné el excelente “Omega Men” del guionista Tom King y el dibujante Barnaby Bagenda tras el éxito de King en nuestro país gracias a las series “La Visión”, “Mr. Miracle” o su larga etapa en la serie regular de “Batman”, sobre todo gracias al éxito informativo por la boda del Caballero Oscuro con Catwoman. Siendo francos, “Omega Men” presenta el mejor guión de todos los realizados por King para DC o Marvel, pero Barneby Bagenda, aunque es un dibujante excepcional, no tiene la resolución gráfica del melillense Gabriel García Walta (“La Visión”) o el norteamericano Mitch Gerards (“Mr. Miracle”). Publicada en América en doce números entre 2015 y 2016, y recopilada en España en 2017 en rústica (un formato poco adecuado para un recopilatorio de casi 300 páginas), “Omega Men” es una modernización de los antihéroes cósmicos revolucionarios creados por Marv Wolfman y Joe Stanton para la serie de “Green Lantern” en 1981 y serializada en 38 números y dos anuales entre 1983 y 1986 por varios autores como Roger Slifer, Keith Giffen, Doug Moench o Tod Smith.

Antes que nada, el lector debería saber que Tom King estuvo trabajando para la CIA en Iraq y su conocimiento sociopolítico de las revoluciones y del imperialismo es bastante enciclopédico. De hecho, cada número acaba con un aforismo de William James (1842-1910), hermano de Henry James, fundador de la psicología funcional y precursor del pragmatismo en filosofía. De hecho, la primera frase que recoge es la siguiente: “Estamos listos para ser salvajes por alguna causa. La diferencia entre un buen hombre y un mal hombre es la elección de la causa”. Este aforismo define muy bien un cómic que resume a la perfección cualquier lucha revolucionaria por el territorio que ha tenido lugar en la historia de la humanidad cuando en medio se interponen intereses comerciales más que territoriales.

En el sistema Vega se encuentra el mineral más codiciado por todo el universo, el estelárium, un elemento que sería capaz de parar el enfriamiento y colapso del núcleo de cualquier planeta para evitar otro caso extremo como el de desaparecido Krypton, el planeta natal de Superman. Vega está regido por un malvado virrey que controla la política y la nobleza de los cinco planetas principales, explotados en mayor o menor medida, con una política cruel tolerada por el resto de sistemas siempre que el flujo de estelárium esté asegurado. Seguro que les suena a cualquier país que ha sufrido revoluciones por culpa del petróleo desde mediados del siglo XX hasta la actualidad. En Vega existe un cuerpo revolucionario, los Omega Men, liderados por Prius y sus valientes hombres. Allí llega Kyle Rainer, el White Lantern del cuerpo espacial de Green Lanterns, para intentar pactar un armisticio entre el virrey y los Omega Men. Rainer es secuestrado por estos y ejecutado en televisión al más puro estilo Al Qaeda. ¿Son los Omega Men unos revolucionarios o unos terroristas? El lector tendrá que averiguarlo teniendo en cuenta la información que King va suministrando a lo largo de una serie con diversas lecturas y unos personajes increíbles donde también tiene un papel importante la religión y el rol que adquiere ésta en regímenes totalitarios.

Como ya he dicho, el guion de “Omega Men” es impresionante, un ejercicio de política y filosofía pragmática de la guerra que da bastante miedo. Comienza, como no, con unas páginas divididas en nueve viñetas (tres por fila), algo que con el tiempo se ha convertido en una constante en la obra de King (sobre todo en “Mr. Miracle” y “Heroes in Crisis”), pero esta obra no hubiera funcionado tan bien sin el arte medio cartoonesco de Barnaby Bagenda, quien realizó casi toda la obra a lápiz sin tinta, con el color directamente aplicado encima de la página. Este efecto recuerda mucho a los álbumes de ciencia-ficción europea, fuente de inspiración para el sistema Vega, más que la obra original de los ochenta. El único punto negativo de “Omega Men” sucede cuando Bagenda no llega a las fechas de entrega y es sustituido por Toby Cypress, y, sobre todo, cuando Romulo Farjado Jr no le acompaña en el color, otro de los grandes aciertos de este “Omega Men”, obra que esperemos que esta vez adquiera su sitio de honor en la obra de Tom King.

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies