MondoSonoro Comics

Royal City: Familia directa Jeff Lemire

Es casi imposible que a cualquier aficionado al cómic no le suene el nombre del canadiense Jeff Lemire, un autor enormemente prolífico capaz de combinar trabajos más o menos alimenticios enclavados dentro del universo de los superhéroes para las grandes editoriales del medio –Marvel, DC, Valiant– con proyectos más personales y, a priori, más interesantes. Astiberri, que nos ha traído recientemente sus últimos cómics de género como “Gideon Falls” (terror) o “Descender” (ciencia-ficción), ahora nos hace llegar la primera entrega de una obra en la que Lemire se encarga tanto del guión como del dibujo, y que él mismo ha anunciado que será la más ambiciosa de su carrera: “Royal City”.

¿Y de qué va? Pues podríamos definirlo como un slice of life arquetípico. Tenemos una ciudad, que da título al cómic, y que lleva al corazón de la Norteamérica del presente, la que permitió el triunfo electoral de Trump, en la que las grandes fábricas van cerrando, arrojando a miles de familias al paro y a la desesperación; y dentro de Royal City, al hogar de los Pike, en los que se centra la narración. El patriarca, Peter, ha sufrido un derrame cerebral y está en coma. Esta fatídica circunstancia hace que el resto de su familia se vea obligada a reunirse y, en cierto modo, hacer frente a su pasado común. Quizás el personaje más relevante, en este primer tomo, sea el hijo mayor, Patrick, un novelista que en otra época alcanzó un gran éxito, y que ahora escapa por igual de un matrimonio en ruinas y de su falta de inspiración.

Los ingredientes que combina Lemire en este primer tomo son cualquier cosa excepto originales: por un lado está la ya clásica familia disfuncional, a los que une, como diría Borges, más el espanto que el amor; por otro, el clisé del personaje que ha intentado alejarse por todos los medios de su deprimente terruño natal (y de los dolorosos recuerdos asociados a él) que se ve obligado a tomar el camino de retorno. Nada que no hayamos visto o leído en miles de novelas, series o película indies. En particular, hay un giro sobrenatural que nos evoca la magnífica serie de la HBO “A dos metros bajo tierra”. Pero eso no impide que sea una lectura satisfactoria: Lemire nos presenta con habilidad una serie de personajes atormentados y complejos con los que es fácil empatizar, y cuenta con un trazo delicado y efectivo que acompaña perfectamente la historia. Sólo con posteriores volúmenes podremos saber si “Royal City” se eleva por encima de sus modelos, para convertirse en una genuina obra de arte.

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies