X
Cine - Series / Ti West

X

8 / 10
Alejandro Teiga Robles — 27-04-2022
Fotógrafo — Cartel de la película

Si bien la reciente “Scream” era una película que lograba totalmente sus pretensiones como placer culpable y “La abuela” de Paco Plaza ha logrado encontrar su público –siendo una obra inferior en la filmografía del director español–, “X” de Ti West (“La casa del diablo”, “The Sacrament”) es una firme candidata a ser la película de terror del año. Y es que estamos ante todo un festín para los fans del terror protagonizado por las nuevas scream queens Mia Goth –interpretando a dos personajes– y Jenna Ortega, habituales en los últimos años en diferentes películas del género. Les acompañan unos inmensos Martin Henderson, Brittany Snow, Owen Campbell, Stephen Ure y el rapero Kid Cudi.

Homenajeando al cine de explotación y al slasher, sus principales fuentes de inspiración recaen en el cine de Mario Baba, Darío Argento o Rob Zombie, con cierto toque de “Boogie Nights” (97) y especialmente “La matanza de Texas” (74) de Tobe Hooper. Como es de imaginar, la premisa no sorprenderá a nadie: un grupo de jóvenes llega a un lugar hostil en el que la gente que vive allí –para ser exactos dos ancianos de ideologías conservadoras y típicos de la América profunda–, no les reciben con los brazos abiertos precisamente. Tampoco la ambientación, en los Estados Unidos de los años setenta, pero West sabe sacarle muchísimo partido. Es apabullante, sucia y totalmente opresiva, recalcando en todo momento la hostilidad del lugar y de sus habitantes. Véase el programa del predicador evangelista proyectado en la televisión de los ancianos, leitmotiv de la trama, o el magistral plano cenital en el pantano. A eso podemos sumarle homenajes a clásicos del terror como “Psicosis” o “El resplandor”.

A lo largo del minutaje, West nos solamente enfrentará a las dos caras de un mismo país, sino que ahonda en cuestiones como la sexualidad reprimida o la pérdida de atractivo por el paso del tiempo. Y no podemos olvidarnos de que West apuesta por un gore analógico acorde a la época en la que se desarrolla la película, algo que le viene como anillo al dedo, alejándose del gore digital que inunda las producciones de terror moderno, incapaces en muchos casos de siquiera provocarnos incomodidad.

En resumen, una película con la que salir entusiasmado del cine, Y por si no hubiera suficiente, West ha anunciado ya que existe una precuela protagonizada también por Mia Goth.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.