Luca
Cine - Series / Enrico Casarosa

Luca

7 / 10
Jan Romaní — 30-06-2021
Empresa — Pixar / Walt Disney Studios Motion Picture Spain
Fotógrafo — Archivo

Luca es un pequeño monstruo marino que descubre con fascinación la vida encima de la superficie gracias a su nuevo amigo Alberto, con quien tendrán que esconder sus verdaderas identidades para sobrevivir entre los humanos. Con este dilema identitario pensé que me encontraría con una alegoría sobre la homosexualidad (quizás también por tener en la cabeza a “Call Me By Your Name”, que también ocurría en un pueblo italiano). Nada más lejos de la realidad. Es Disney, al fin y al cabo. De lo que sí trata “Luca” es de la lucha entre dos mundos: el acuático, habitado por los monstruos marinos, y el terrestre, donde estos son vistos como una amenaza que hay que eliminar.

Si digo que al final de la película ambos mundos se van a reconciliar no creo ni que se pueda considerar un spoiler, porque el argumento es así de previsible. Desde el momento en que aparece una figura maternal sobreprotectora que no deja que el protagonista salga al exterior, es fácil adivinar por donde irá la trama. Sin embargo, la película no deja de ser entretenida gracias a una buena combinación de humor y ternura, culminada con un potente y lacrimógeno final al más puro estilo Pixar.

Y si “Luca” consigue hacernos llorar aún sin un guion brillante ni original es porque el tema principal que se esconde bajo la superficie es lo que mejor funciona. Ese tema es el de la amistad. Más allá de monstruos marinos y pescadores, la historia llega al espectador porque muestra como un niño se agarra a sus amigos más cercanos y aprende de ellas para crecer hasta crear su propia personalidad. Un bonito viaje que todos hemos vivido de una u otra forma y que nos recuerda la importancia de la verdadera amistad.

Así, los personajes más interesantes de la película terminan siendo los amigos que hace Luca, Alberto y Giulia, incluso más que el propio protagonista, que puede parecer un tanto genérico, y, sobre todo, que el antagonista, excesivamente estereotipado y sin ningún rasgo interesante. Tampoco los padres de Luca tienen características memorables, ni en general ninguna parte del mundo acuático, al que no se le presta demasiada atención.

Es evidente que Enrico Casarosa, debutante en la dirección de una película tras el galardonado cortometraje de Pixar “La Luna”, tenía mucho más interés en el retrato de un pueblo pesquero de su país natal. Y es que la ambientación de esta pequeña población llamada Portorosso te hace sentir como un habitante más, siendo esta una de las principales virtudes de la película, así como la delicada banda sonora de Dan Romer.

Estas virtudes, sin embargo, no consiguen remediar los defectos de una obra que, aunque consiga entretener y emocionar, se encuentra lejos de las mejores películas de Pixar. También es verdad que ningún otro estudio de animación tiene unos estándares tan elevados como éste. No es fácil compararse con “Toy Story”, “Inside Out” o “Monstruos, S.A.”, así que mejor no hacerlo y disfrutar de “Luca” por la tierna película que es.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.