Hasta el cielo
Cine - Series / Daniel Calparsoro

Hasta el cielo

7 / 10
Luis M. Maínez — 05-01-2021
Empresa — Universal Pictures España
Fotógrafo — Archivo

Con los acordes con los que Alizzz, C. Tangana y Rosalía se hicieron con un hueco en la historia de la música popular en nuestro país, los de “Antes de morirme”, empieza y termina “Hasta el cielo”, la nueva película de Daniel Calparsoro, estrenada finalmente en salas el pasado 18 de diciembre tras retrasos a causa de la pandemia.

“Hasta el cielo” es un thriller que, a diferencia de otros de los muchos que se producen cada año en España, transmite realidad cuando baja al barro de la calle y a los barrios marginales. En la dirección de Calparsoro hay estilo propio y ganas (y capacidad) de darle un toque diferente a un género en el que cuesta sorprender sin basarse en propuestas descabelladas.

Lo hace –especialmente– en dos sentidos. Uno es el trabajo con y, sobre todo, de los actores y actrices de la película. La elección de perfiles tan concretos como músicos de la escena underground rap y trap nacional como Ayax (de Ayax y Prok), Jarfaiter, Carlytos Vela o Denom entre otros aportan verosimilitud, jerga y actitud al guión escrito por Jorge Guerricaechevarría, combinada con algunos de los actores jóvenes más talentosos de nuestro país como Miguel Herrán o Carolina Yuste (Goya al mejor actor y actriz revelación en 2016 y 2019 respectivamente) que se unen a un clásico –y un maestro– del género como Luis Tosar. El otro es la propuesta narrativa. Un thriller tiene la obligación de tener al espectador agarrado a la silla y retorciéndose las manos en su butaca y eso es algo que “Hasta el cielo” cumple con solvencia; también tiene la opción de ofrecer algo más que tensión y es ahí donde la película crece. Tanto su estructura circular –que enriquece de manera sencilla la trama– como el desarrollo y la profundidad de los personajes, muy superior al habitual en el género, son los culpables.

El viaje de Ángel (Miguel Herrán) desde el extrarradio “hasta el cielo” –delincuencia mediante– es una historia muy potente que, siendo reconocible, consigue escaparse de los clichés menos interesantes como son los errores a destiempo, un recurso desgraciadamente muy habitual en la (mala) ficción universal que funciona como deus ex-machina de Todo a 100. Aquí las vidas y sentimientos de los personajes se entrelazan con sentido y se completan unos a otros. El puzzle crece y se torna más interesante con cada nueva pieza. Es un placer ver una película como esta que acierta y resulta vibrante durante sus dos horas de metraje y que, además, se hace consciente de las ideas y realidades de su tiempo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.