Ennio: El maestro
Cine - Series / Giuseppe Tornatore

Ennio: El maestro

9 / 10
J. Picatoste Verdejo — 13-05-2022
Fotógrafo — Cartel de la película

Giuseppe Tornatore se ha convertido en una suerte de modesto Scorsese local que vela por la memoria cinematográfica italiana. Después de sus acercamientos, en forma de documentales o libros, al productor Goffredo Lombardo y al director de cine político Francesco Rosi, el cineasta palermitano se ha fijado ahora, poco antes del deceso del homenajeado, en una de las grandes figuras de la música cinematográfica italiana e internacional, Ennio Morricone, que fue además colaborador habitual suyo en cintas como “Cinema Paradiso”, “Malena” o “La leyenda del pianista en el océano”.

El documental se alimenta de conversaciones con el propio compositor, que se complementan con material de archivo y con las intervenciones de ilustres invitados como, entre otros, Clint Eastwood, Quentin Tarantino y Hans Zimmer. Documental deslumbrante y emotivo, profundo y didáctico, además de causante de un interminable síndrome de Stendhal por la belleza sonora que, a través de las infinitas composiciones de Morricone (“La muerte tenía un precio”, “El conformista”, “La misión”, “Los odiosos ocho”...), embriaga al espectador a lo largo del metraje, “Ennio: El maestro” no solo proporciona datos y conocimientos que saciarán la curiosidad del cinéfilo a través de un recorrido pormenorizado de seis décadas de composición cinematográfica –para muestra un botón (pero hay muchísimos más): el tema emblemático de “Érase una vez en América” fue, en realidad, una composición para un film de Franco Zeffirelli (“Amor sin fin”) en el que Morricone se negó a participar finalmente al descubrir que se iba a utilizar también piezas de otro músico–, sino que también analiza el aspecto técnico de su obra, cuestión que no todos los documentales suelen abarcar.

El film es también una inmersión en la mentalidad de un creador, de alguien ensimismado en su obra y que necesita guías externos para armonizar sus inquietudes con la sociedad y la industria en la que desempeña su arte y genio creativo. De visión obligada.

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.