Dark (3T)
Cine - Series / Baran Bo Odar Y Jantje Friese

Dark (3T)

9 / 10
Jan Romaní — 02-07-2020
Empresa — Netflix
Fotógrafo — Archivo

No era fácil predecir que “Dark” conseguiría terminar a la altura de las expectativas. Y eso que la serie nunca nos había dado motivos para dudar de ella. Pero quizás ya hemos vivido demasiados finales decepcionantes y nos persigue ese fantasma de saber que cuando hay demasiadas tramas y demasiados personajes es muy difícil resolverlo todo de forma satisfactoria. Pero “Dark” nunca ha sido una serie fácil.

La última temporada se centra en resolver el gran cliffhanger de la segunda temporada (y a partir de aquí spoilers de las dos primeras) mostrándonos un mundo paralelo al que conocíamos, a la vez que ata muchos de los cabos que habían quedado sueltos, como la creación de Sic Mundus, quiénes son los padres de Noah y Agnes, de donde proviene Silja y, el más importantes de todos, cuál es el origen de todo el entramado en el que se encuentran nuestros protagonistas y se repite una y otra vez. Y quizás conocer este origen puede ser la forma de que esta vez sea la última.

Pero aunque tenga tantas tramas por resolver, la serie sigue sin quedarse corta de momentos impactantes. Incluso sabiendo, como espectadores, lo que tiene que ocurrir porque lo hemos visto en el futuro, “Dark” consigue introducir giros de guión totalmente inesperados sin contradecir la lógica de la serie. Un genial equilibrio entre dar respuestas y generar nuevas preguntas en cada capítulo que recuerda a la magnífica “Lost”, la primera serie que consiguió que sus fans pasaran horas en internet buscando y elaborando teorías igual que ha conseguido “Dark”. Y es conocido por todos que cuando hablamos de “Lost” siempre hay un pero.

Su final decepcionó a algunos fans porque evidenciaba que no había un plan desde el inicio, sino que se improvisaba sobre la marcha en función de si renovaba por una temporada más o no. En este sentido, el gran acierto de los creadores de “Dark”, Baran Bo Odar y Jantje Friese, que les ha permitido clavar la conclusión de la serie, es tener decidido desde el principio que terminarían con tres temporadas (número clave en la serie, por lo que incluso la estructura esta pensada para tener un sentido narrativo). Solo el hecho de saber cuando había que terminar pone a “Dark” por encima de muchas series que se alargan al ver que tienen éxito y terminan perdiendo el sentido cuando llegan a su final.

El plan diseñado para hacer exactamente tres temporadas es evidente al terminar la serie por cómo está ideado el complejísimo guión en el que las piezas de muchos personajes, mundos y líneas temporales encajan a la perfección. Podríamos hablar, por lo tanto, de un guión perfecto con un final perfecto, en el sentido que no parece que pueda haber una conclusión más adecuada para la historia. Pero esto no significa que la serie sea perfecta. “Dark” tiene sus defectos y los voy a nombrar rápidamente porque no deberían ocupar demasiado espacio de la crítica: la falta de profundidad y emoción de algunos personajes por la gran cantidad que hay, un cierto exceso de diálogo y voz en off para dar información al espectador en vez de mostrárnosla y, por último, algún momento de excesiva precipitación, especialmente en esta última temporada, para que todos los elementos estén en una posición determinada acorde con el plan diseñado.

La oscuridad que envuelve la serie, la fascinante banda sonora, el increíble casting y, sobre todo, la ya comentada excelencia del guión hacen que estos defectos casi ni importen. Al fin y al cabo, “Dark” es una serie que, siendo de creación alemana, ha conseguido fascinar a todo el mundo y convertirse en una imprescindible de Netflix. Y lo que es más importante, lo ha hecho manteniéndose fiel a sí misma hasta el final, con un estilo muy personal que la hace única y memorable. En el mundo de la ciencia ficción pero también en el mundo de las series en general, se hablará mucho tiempo de “Dark” como la aparición de una nueva luz.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.