Wes Anderson y Jarvis Cocker charlan sobre "La crónica francesa"
Especiales / Wes Anderson

Wes Anderson y Jarvis Cocker charlan sobre "La crónica francesa"

Redacción — 29-10-2021
Fotógrafo — Frame de la película

Se estrena en nuestro país “La crónica francesa (del Liberty, Kansas Evening Sun)”, la nueva película de Wes Anderson. En su banda sonora nos encontramos con un clásico francés, “Aline”, interpretada en esta ocasión por el mismísimo Jarvis Cocker.

Cocker se implicó tanto en ponerse en la piel de Christophe, quien grabó “Aline” por primera vez en 1965, que acabó creando a un personaje imaginario llamado Tip-Top y grabando hasta doce canciones que verán la luz bajo el nombre de “Chansons d’Ennui Tip-Top”.

Además de “Aline”, están “Mon amie la rose”, que primero grabó Françoise Hardy; “Contact”, escrita por Serge Gainsbourg e interpretado originalmente por Brigitte Bardot; “Paroles, paroles”, que interpretaron Dalida y Alain Delon; “Les gens sont fous, les temps sont flous”, originalmente interpretada por Jacques Dutronc; y muchas otras.

El álbum, y el concepto de Tip-Top, es un tributo a la música y la cultura que veneran Anderson y Cocker, dos francófilos empedernidos. Reunidos para el estreno mundial de “La crónica francesa” en el Festival de Cine de Cannes, Anderson y Cocker reflexionan sobre su larga historia juntos, la filosofía de la música pop francesa y cómo la carátula de un álbum inspiró su propio álbum.

¿Cuándo os conocisteis?
(Wes Anderson) Nos conocimos en una fiesta de mi película “Los Tenembaums. Una familia de genios” que se celebró en Londres. Eso fue hace unos veinte años. Después volvimos a encontrarnos en una fiesta de la película “María Antonieta” que fue en Versalles. En esa época ambos vivíamos en París. Nos conocimos allí, y poco después, cuando estaba trabajando en “Fantástico Sr. Fox”, le pregunté a Jarvis si quería interpretar a un personaje de la película que canta una canción. Y Jarvis le escribió una canción.

(Jarvis Cocker) Tú escribiste la letra.

(Anderson) La letra estaba en el guión, pero Jarvis le puso música, la interpretó y encarnó al personaje. ¡Pero no con el banjo!

(Cocker) Lo sé. De hecho, compré un banjo pensando que tal vez podría aprender a tocarlo pero me resultó imposible. Y sigo sin conseguirlo. Las cuerdas empiezan a mitad del mástil así que me resulta muy difícil.

Esa fiesta para “Los Tenembaums”, se celebró en un sitio muy raro en el Soho, ¿no?
Yo estaba pinchando en esa fiesta, en el último piso y en otras zonas, y me puse a investigar un poco. Había visto “Academia Rushmore” y compré la banda sonora. Toqué un par de pistas para intentar crear el tipo de ambiente que le iba bien. Pero lo cierto es que la banda sonora de esa película me impresionó por la forma en que utilizas la música. También era muy buena porque era de Mark Mothersbaugh. Él estaba en Devo, que era uno de mis grupos favoritos cuando era joven. Creo recordar que incluiste una canción de Devo, "Gut Feeling" en una de tus películas...

(Anderson) Sí, en “The Life Aquatic”.

(Cocker) Cuando Pulp empezamos como banda, esa fue una de las primeras canciones que aprendimos a tocar. Nos encantó poder tocarla... Esos cinco acordes. Fue un paso muy grande en nuestra carrera musical. Me pareció que había un vínculo, que compartíamos cierta sensibilidad musical.

;

Compartís la música y la pasión por la cultura francesa ya que ambos tenéis casa en París.
(Cocker) En efecto. "Aline", una de las canciones que se escucha en la película es una de las canciones francesas favoritas de Wes, pero yo no la había oído nunca antes de que él me la pusiera. Y siempre me ha gustado la música francesa; sobre todo Serge Gainsbourg y Jacques Dutronc. Así que nos inventamos una especie de spin-off para esta película una estrella del pop ficticia llamada Tip-Top, e hicimos un álbum de canciones imaginando su carrera. Me dio la oportunidad de tocar esas canciones francesas que llevo toda la vida escuchando. Y espero que mis versiones estén a la altura. Fue genial, sobre todo durante el confinamiento. Me mantuvo en activo.

(Anderson) Por su físico, Tip-Top, se parece a Dutronc. Estoy seguro de que le dije a Jarvis cómo escuché por primera vez la canción de "Aline". Fui a una fiesta en el club Castel... Más o menos cuando nos conocimos. Está en París, en el Distrito 6. Estaba sentado al lado de un hombre pequeño de pelo blanco con barba y gafas de sol azules que no hablaba mucho inglés. Hablamos. El fue muy simpático y amable nos entendimos bien. Al final de la cena, alguien le dijo algo y él se acercó a un teclado tipo Yamaha que había en una esquina, y empezó a tocar esta canción con una voz fina y muy aguda. Después cuando entraba el coro, toda la sala estalló al unísono, "Et j'ai crié, crié 'Aline!' pour qu'elle revienne!“. Fue alucinante. Fue cuando comprendí que ese hombre era una superestrella. Luego supe que era Christophe, que había sido el primero en cantar esa canción. Después de eso, compré el disco de la canción y la utilicé en un anuncio para la televisión japonesa con Brad Pitt. Hicimos dos anuncios, uno que estaba bien, que era con “Aline”, y otro para tratar satisfacer todas sus necesidades. Pero el de "Aline" lo descartaron por completo, y no lo emitieron nunca en Japón. El otro, el que me escribieron, fue un anuncio que tuvo muy mala acogida. A pesar de que estaba protagonizado por Brad Pitt, casi nadie se dio cuenta de que Brad Pitt estaba en el anuncio. No sabían que era él así que fue un fracaso [risas].

(Cocker) Deberían haber optado por la versión de "Aline", ¿no?

(Anderson) ¡Yo lo habría propuesto! Pero estuvo bien, porque conservé esa canción y ahora la he utilizado en “La crónica francesa (del Liberty, Kansas Evening Sun)”.

(Wes Anderson) "Nos conocimos en una fiesta de mi película “Los Tenembaums. Una familia de genios” que se celebró en Londres. Eso fue hace unos veinte años. Después volvimos a encontrarnos en una fiesta de la película “María Antonieta” que fue en Versalles. En esa época ambos vivíamos en París"

¿Cuando empezaste a concebir la película, el personaje de Tip-Top se te ocurrió enseguida?
(Anderson) Bueno, me gustaría que Roman [Coppola] estuviera aquí, porque es una historia que escribí con Roman. Estábamos escribiendo una escena y surgió la idea. Empezamos a hablar sobre la cultura juvenil francesa de finales de los sesenta, y en algún momento de la conversación nos preguntamos qué música escucharían en un café. ¿Quién sería su ídolo? ¿Qué sonaría en la máquina de discos? Así que empezamos a darle vueltas y a inventarnos cosas... Y llegamos a un nombre francés como Tip-Top. Es una palabra inglesa, pero sólo en Francia llamarías "Tip-Top" a un ídolo de la música pop.

(Cocker) La canción suena en un momento tan particular. Hemos intentado escribir una pieza musical original, pero creo que no es lo bastante Tip-Toppy. Pero como ha dicho Wes, tenía que ser un momento que invitara a todos a unirse. “Et j'ai crié, crié 'Aline!'”. Es como un grito de guerra. Es una canción extraña en el aspecto lírico. Cuenta la historia de un chico que está en la playa con una chica y dibuja su cara en la arena. De repente hay una tormenta y desaparece; se ahoga o se la lleva el agua. Y él corre por la playa tratando de encontrarla. Al principio la canción solo era una pista de la película. Pero Wes me dijo: “¿No te apetece hacer esa canción?”.

(Anderson) Ya hacía el papel de Tip-Top en la película.

(Cocker) Tip-Top era todo un personaje.

(Anderson) Sí, porque habíamos pintado una foto de Jarvis para la carátula de su disco. Su álbum y su foto ya estaban en la pared del café.

(Cocker) Es una versión de mí mismo bastante antigua. Una representación gráfica. Así que todo empezó con esa carátula de un álbum inexistente y ahora es la carátula del disco que hemos hecho. Es un poco como “Campo de sueños”, pero con la carátula del disco. Hicimos primero la carátula y luego la llenamos con un disco [risas].

¿Cómo escogiste las canciones del álbum?
(Cocker) La verdad es que lo hice de forma bastante arbitraria. Solo con canciones que me gustan. Por ejemplo, hay una versión de una canción de Françoise Hardy llamada "Mon amie la rose". Cuando todavía vivía en Sheffield encontré este disco en una tienda de segunda mano. Era de Françoise Hardy cantando en inglés. Siempre me ha gustado esa canción. Y este caso también es una historia bastante trágica. Cuenta la historia de una mujer que está en el jardín y habla con una rosa y la rosa le dice: “Soy la flor más hermosa del jardín, pero mañana estaré muerta”. Y es lo que sucede en realidad. Es algo que me gusta mucho de cierta música francesa, de la música pop. Tiene más profundidad y trata temas que la música pop anglosajona no abordaría jamás. Así que me encantó tener la oportunidad de probar y hacer estas canciones que llevo escuchando hace tanto tiempo. Decidimos no reinterpretarlas. No queríamos hacer una versión jazz de una canción, por poner un ejemplo. Intentamos tocarlas con la máxima fidelidad y respeto porque yo sabía que nunca sonarían exactamente igual porque las estábamos grabando cuarenta o cincuenta años después. Mi lengua materna no es el francés. Hay muchos factores que hacen que no sea lo mismo. Una vez leí en una revista aunque no recuerdo quién lo escribió. Decía: "Si quieres hacer algo original, intenta copiar algo con la máxima fidelidad posible”. Creo que eso es cierto, porque la diferencia entre el original y tu versión es lo que tú eres. Esa fue mi declaración de intenciones con este álbum.

(Anderson) Con "Aline", en términos de registro y categoría vocales, Jarvis y Christophe están en los extremos opuestos del espectro.

(Cocker) Lamentablemente, ya no está entre nosotros, murió el año pasado. Pero su voz es muy aguda.

(Anderson) Es un tenor alto y tú serías, ¿qué, un barítono?

(Cocker) Sí, supongo que sí.

(Anderson) Es una coincidencia muy curiosa que estemos estrenando la película en el mismo Festival de Cine que se inaugura con una película de Leos Carax, porque cuando dices que estas letras francesas a veces son tremendamente poéticas o abstractas, en realidad, fue Leos Carax quien sirvió de inspiración para algunas de esas escenas. En esta secuencia en la que se oye esa música, Timothée Chalamet y Lyna Khoudri van en moto y él lleva esos poemas que está escribiendo. Eso es de Leos Carax o de Jean-Jacques Beineix. Ese periodo del cinéma du look. Roman y yo queríamos aportar esa energía francesa, adolescente, poética y de rock and roll.

La Cronica Francesa 3

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.