Quince años de las "Maniobras de Escapismo" de Love Of Lesbian
Especiales / Love Of Lesbian

Quince años de las "Maniobras de Escapismo" de Love Of Lesbian

María Rivas Collado — 11-02-2021
Fotógrafo — Archivo

El pasado año 2020 se celebraron los quince años del primer álbum en castellano de Love Of Lesbian, “Maniobras de escapismo”, y con muchas ganas de escuchar lo nuevo que nos traerán en su próximo disco, hemos querido rememorar las doce canciones que conforman el disco que lo cambió todo. Más vale tarde que nunca para reivindicar por enésima vez un disco que abrió el camino a los catalanes a convertirse en uno de los grupos más exitosos del pop en castellano.

Tras una carrera de ocho años jugando con el inglés y con pocas expectativas de futuro, Love Of Lesbian veían que llegaba su fin. Como último recurso, tomaron una decisión crucial: cambiar de idioma. Santi Balmes llevaba tiempo jugueteando con el castellano y el catalán, y vio en ello una oportunidad de cerrar con buen sabor de boca el proyecto que había traído al mundo tres álbumes de estudio en inglés: “Microscopic Movies” (Pussycat, 99), “Is It Fiction” (K Industria, 02) y Ungravity (Naïve, 03). De la mano de Ricky Falkner, que se había estrenado como productor junto a la banda en su anterior trabajo, emprendieron este viaje que pensaban que sonaba a despedida. De ahí nació "Maniobras de escapismo" (Naïve, 05). Pero el final que todos esperaban no llegó. Y menos mal.

El público comenzaba a corear sus canciones, empezaban a tener seguidores y a superar con creces la asistencia de sus anteriores conciertos (que, en sus propias palabras, no solía llegar a números de dos cifras). Después de eso, vino lo que ya conocemos: otros cuatro discos de estudio, algún que otro DVD en directo y un par de EP’s; sus numerosas colaboraciones (Zahara, Iván Ferreiro, Dorian, Carlos Sadness…) y espectáculos de todo tipo, desde festivales y conciertos internacionales hasta formatos más íntimos como “Espejos y Espejismos”. Sin olvidar que en breve habrá ya nuevo disco. La señal de que aún tenemos Love Of Lesbian para rato.

Echando la vista atrás (en la fotografía podemos ver a la formación de aquellos días, con Joanra al bajo) y viendo todo lo conseguido por el grupo de Sant Vicenç dels Horts, una pregunta queda en el aire: ¿qué habría sido del público sin Love Of Lesbian? Es por eso que desde Mondo Sonoro hoy le damos gracias al disco con el que dieron un gran paso adelante. El aleteo de la mariposa que acabó provocando el gran huracán ‘lesbiano’. Hoy brindamos por los quince años de “Maniobras de escapismo”, y lo hacemos repasando una a una las doce canciones que lo conforman.

Carta a todas tus catástrofes

Es irónico que el primer verso del primer tema en castellano de Love of Lesbian sea “Vamos a localizar el núcleo del error”. Ellos, sin saberlo, ya habían detectado cuál era el fallo y le estaban poniendo solución. “Carta a todas tus catástrofes” es un inicio desastroso, en el buen sentido. No solo la letra induce ansiedad y urgencia, también lo hace su sonido estridente y la voz plana de Santi, alejada de los matices que conocemos hoy en día. La primera canción del álbum, además, se convirtió en la que abriría los conciertos de su “Gira 020 aniversario”.

Maniobras de escapismo

Aquí la cosa empieza a ponerse emocionante. La canción que da nombre al disco empieza con un ágil piano, que contrasta totalmente con la anterior. Con más de dos millones de reproducciones en Spotify, el tema homónimo del álbum aún sigue sonando con fuerza en los conciertos de Love Of Lesbian. La magia y los trucos siempre están presentes en las canciones de Love Of Lesbian, y este solo es un ejemplo más. Las “Maniobras de escapismo” volvieron a aparecer once años después, en “Contraespionaje”, en la que el grupo hace referencia a su propia canción.

Domingo Astromántico

Todo fan de Love Of Lesbian ha soñado con escuchar este tema al lado de esa persona. Una canción que rebosa amor inocente y puro, y que transporta a quien la escucha a días (a veces no vividos) llenos de pasión y alegrías. Una canción que, cinco años más tarde, Zahara decidió incluir en su álbum “La fabulosa historia de…” (Universal, 09) en forma de colaboración con Santi. El videoclip narra a la perfección la sensación de fragilidad que invade el corazón cada vez que escuchas "Domingo Astromántico".

Mi personulidad

Uno de los temas más ácidos y derrotistas del grupo. El claro juego de palabras ya nos dice de qué irá la canción. La primera frase ya va directa al centro de la diana: “Apaga las luces, no soporto que me veas llorar porque has insinuado que me falta dignidad”. La canción, con un cierto tono de resentimiento, habla de lo arrastrados que hemos sido todos alguna vez por amor.

Houston, tenemos un poema

Los juegos de palabras siempre han sido el fuerte de Balmes. Además, puede llegar a recordarnos a Halley Star, el protagonista poeta y sideral del último álbum del grupo. No sorprende que a Love Of Lesbian les guste el espacio: David Bowie, apasionado de los cielos, suele estar presente en sus entrevistas, ya sea en forma de recomendación o de influencia. Un tema con divertidas referencias (hasta a la carrera espacial, puesto que “los versos son del yanqui y la música es del ruso”) y con un videoclip ambientado en ese insufrible viaje a las estrellas sobre el que cantan.

Mi primera combustión

"Mi primera combustión" es un tema triste. Es la vuelta a la calma después de la energía que desprende “Houston, tenemos un poema”. Incluso, aparentemente, sin saberlo, el grupo hace una pequeña referencia a 1999: “Seis años después reapareces y hablando sola resumes tu noria de vida en un solo café”. El reencuentro narrado por el protagonista es más amargo que ese café. Una experiencia que nos puede sonar a muchos, y eso hace de esta deprimente balada una historia a la cual aferrarnos.

Música de ascensores

El tono sombrío de la anterior canción desaparece por completo en "Música de ascensores", aunque de ascensores no tiene nada. Un tema sobre un amor que va en declive, aunque no lo queramos aceptar. De letra enrevesada, Love Of Lesbian escenifica como la rutina, poco a poco, hace que todo se consuma. Algo presente en la vida de muchas parejas, y que causa un conflicto también presente en su letra: quizá, si nadie dice nada, el elefante en la habitación desaparecerá.

Marlene, la vecina del ártico

Marlene podría ser una de las canciones más arriesgadas, divertidas y alocadas de Love Of Lesbian. También la primera compuesta en castellano. No solo vuelve a jugar con las palabras en el título, sino que juega con las más de sesenta voces que el protagonista tiene en su cabeza (una de ellas, Phil Collins). Una canción que rebosa personalidad, nunca mejor dicho, y que acaba con un agradable final para el protagonista en cuestión: Marlene está tan alocada (o más) como él. El cierre de la pista es digno de mención: “Escuchad amigos, no estamos solos: nos tenemos a nosotros mismos”.

Los niños del mañana

Los jóvenes de hoy en día catalogarían esta canción de “boomer”. “Los niños del mañana” rebosa odio hacia las generaciones venideras. No solo escuchamos la guitarra y el piano, también los gritos de una manada de niños. Es un tema simple, y el primero que Balmes enseñó al resto de sus compañeros. La reacción puede ser imaginable. Aun así, su acidez y su simplicidad hacen que este resulte entrañable.

Me llaman Octubre

"Me llaman Octubre" es triste y afrancesada. El acordeón le da ese toque parisino, pero también la inunda de melancolía. Una de las pistas más cortas del disco (junto a la anterior) que juega con los meses y el tiempo. Derrotista a más no poder, hablando de alguien imposible de borrar de tu cabeza, deja para la posteridad uno de los versos más intensos (y reales) de Love Of Lesbian: “A veces pienso que es un don olvidar”.

Limusinas

5:35 dura la primera canción que Santi Balmes dedicó a la paternidad, más concretamente a su hija Laura. En “Cuentos chinos para niños del Japón” (Naïve, 07), habría otra dedicada a sus hijas, "Un día en el parque". Una pista que habla de aprendizaje, de ver mundo, y que, a pesar de alargarse más de tres minutos por el instrumental, este no se hace pesado: nos transporta a ese interminable viaje en limusina.

Mon petit cabroin

O el “666 track”, como dice el tracklist del disco en físico. ¿Qué se puede decir de un tema hecho a partir de un idioma totalmente inventando entre el inglés y el francés? Pues, sorprendentemente, bastante. No solo es la pista más larga y el cierre de “Maniobras de escapismo”, encima suena bien, con un estilo totalmente alejado del resto del larga duración. Quizá es cosa del alter ego inglés de Love Of Lesbian, presentado en el libreto físico, “Boys’re Us”. ¿Una referencia a su pasado cantando en lengua extranjera? Podría ser (aunque no se entienda nada de nada).

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.