Entrevista con la realizadora de clips musicales e ilustradora Lyona
Especiales / Lyona

Entrevista con la realizadora de clips musicales e ilustradora Lyona

Don Disturbios — 05-01-2021
Fotógrafo — Archivo

Con más de cien videoclips musicales en su haber, la realizadora e ilustradora catalana Lyona, se ha ganado un más que merecido prestigio dentro del mundillo. Su forma de trabajar, original y fresca, ha convencido a artistas de diferente pelaje y condición como: Carlos Sadness, Leiva, Amaral, Love Of Lesbian,  Coque Malla, The New Raemon, The Crab Apples, Zahara o Els Pets. Aunque para trabajar con ella solo cabe una condición: que le guste tu canción.

¿Cuál es el proceso y los requisitos que sigues a la hora de aceptar un encargo? Por ejemplo: ¿te tiene que gustar el artista o la canción para decidirte a hacerlo o no es algo estrictamente necesario?
Para mi es muy importante que la canción me diga algo. Recuerdo que una vez hice un videoclip para una canción que no me gustaba y lo pasé fatal. Es algo que me sucedió porque, al principio, el grupo me pasó un tema que me gustó y luego me la cambiaron. Resulta que al final se habían decidido por otro single que  no me gustaba nada. La verdad es que lo pasé fatal montando el clip e incluso recuerdo que tuve que trabajar con el sonido apagado (risas). Pero es que no podía. ¡Me tiraba para atrás todo el rato! Así que imagínate.

No vamos a decir el nombre… (risas)
Noooo (risas). Aunque el grupo ya no existe prefiero no decirlo. Lo que sí es verdad es que, lo pasé tan mal, que desde ese momento me propuse que nunca más me iba a meter a hacer un videoclip de una canción que no me gustara, porque además yo los monto y eso significa estar toda una semana conviviendo con esa canción.

¡Uff! Eso sí que es para pegarse un tiro… (risas). Porque normalmente ¿cómo sueles trabajar? ¿Las ideas cobran vida por consenso o los grupos ya vienen con una idea fija predeterminada?
Es muy diferente y varía en función del artista. Me he encontrado de todo: desde grupos que no querían saber nada y que les costaba mucho pensar en imágenes asociadas a su sonido, a artistas que lo tenían todo muy claro. Por ejemplo con Carlos Sadness él viene del mundo de la publicidad y entonces todo lo relativo a la imagen lo tiene muy claro. Por eso con él trabajamos mucho en equipo. Pero con Chica Sobresalto, que es el último vídeo que he hecho, la idea es totalmente suya. Ella escribió la canción durante el confinamiento y el clip habla de lo que sintió. Piensa que estuvo en Operación Triunfo así como confinada en la academia y, cuando salió a la calle, se encontró con un doble confinamiento. Por eso habla de esa sensación que tuvo. Pero vaya que a mi me gusta tanto crear un clip desde cero, como interactuar con el artista. De hecho me siento más acogida cuando el músico también aporta y trabajamos en equipo.

¿Serías capaz de definir tu estilo y decirme si crees que existe un sello Lyona?. Lo digo porque  yo, por ejemplo, sí que veo un punto en común en todos tus trabajos y es que sueles poner al artista en una situación digamos un poco de riesgo, ya sea buscando una situación cómica o bien sacándolos de su zona de confort. ¿Estarías de acuerdo?
Sí totalmente. A mi me gusta mucho cuando alguien viene y me dice que  no tiene ninguna gracia delante de la cámara. A eso siempre les contesto: ¡Cuidado! porque vamos a sacarte partido. Y sí, es verdad. Me gusta darles un cambio de imagen. Eso me pasó con Els Pets que me propusieron hacer un videoclip y a Luis Gavaldà le quise dar un rollo Nick Cave (risas). No sé si lo conseguí, pero lo puse un poco en plan crooner vestido de piloto de avión y haciendo una coreografía en plan sexy-crooner y se lo pasó pipa. Le encantó hacerlo. Además creo que nos quedó un clip muy diferente al resto de toda la trayectoria de Els Pets. Y por ejemplo, últimamente, lo he hecho también con Coque Malla que en el clip tiene momentos así como muy divertidos y también hay un momento de coreografía que te sorprende. Pero vaya, sí es verdad que me gusta mucho ponerlos un poco al límite y romper con lo que suele ser su imagen.

Y te has encontrado alguna vez con alguien que te dijera: No mira, yo es que esto no me veo haciéndolo
No, la verdad es que no.

¡Vaya! Debe ser que la gente ya acude a ti bastante predispuesta.
La verdad es que sí. Y además siempre he sentido mucha libertad en plan: haz lo que quieras. Como ya conocen lo que hago, se fían y eso a mi me ha hecho sentir muy cómoda. Sí que hay grupos que de entrada te marcan la imagen que quieren dar y si quieren ir por un camino o quieren ir por otro, pero la verdad es que siempre ha sido algo como muy abierto todo.

Y ese que te marquen ya desde un principio por donde quieren ir  ¿tiene que ver con el hecho de trabajar con artistas que vienen de una escena más indie o alternativa u otros que, como Coque Malla o Leiva, vienen de una escena más mainstream y son artistas más consagrados?
Pues la verdad es que eso es algo que me ha sorprendido muchísimo porque, precisamente los grupos o solistas digamos más mainstream, son los que de repente más se han animado a hacer algo más loco. Por ejemplo a Leiva le propuse ir a rodar a Berlín, porque quería rodar en el metro con músicos de calle y ¡claro! el metro de Barcelona no tiene ningún glamour, y por eso les propuse: ¡Oye! ¿Por qué no nos vamos a Berlín?. Y fuímos un grupito súper pequeño y a Leiva le moló tanto la idea que se apuntó a venir con nosotros . Y no solo eso también se puso a tocar en el metro como si fuera un músico más de calle. Así que sí, a veces te sorprenden porque piensas que igual van a tener una actitud como más distante, y luego resulta que no. Me pasó también con Amaral a los que yo les tenía como mucho respeto y luego resultaron ser súper humildes y muy próximos y eso es algo que sorprende mucho.

Y supongo que al trabajar con esos artistas digamos más grandes la cuestión del presupuesto tiene que cambiar ¿no?
No te creas, el mundo del videoclip está muy mal y podemos ir del presupuesto de un grupo indie que igual solo tienen dos mil euros a un presupuesto de un grupo mainstream que igual son seís mil eruos. Vale, es el triple, pero teniendo en cuenta lo que cuesta hacer un videoclip la verdad es que es muy poco. Solo el alquilar por ejemplo un plató, una cámara, pagar la comida a la gente, al equipo técnico…

Me estoy quedando muy sorprendido porque realmente me parece un milagro poder hacer algo así solo con dos mil euros. Incluso con seis mil ya me parece un milagro.
¡Pues anda que no hemos hecho videoclips con dos mil euros! Pero claro, los hemos hecho un poco por amor al arte. Eso sí, llega un momento en que yo a mi equipo ya no les puedo pedir más favores y a ahora sí que marcamos que todo el mundo tiene que cobrar.

¿Y por qué crees que sucede esto? ¿Por qué crees que se impone el bueno, bonito y barato a la hora de grabar un clip?
Pues mira, yo cuando empecé en este mundillo fue justo al principio de la crisis de la industria discográfica. Cuando se dejaron de vender discos y tal. Y en esa situación todo el mundo se amparaba en el que no tenían dinero, y te vendían el cuento. Lo malo es que ha pasado el tiempo y se han acostumbrado a eso. Y luego también es un formato muy atractivo para la gente que empieza en este mundillo y pasa un poco aquello de que, si no lo haces tú, lo hará otro. Y tampoco hemos creado un asociación o una plataforma para establecer unos precios mínimos  que se cumplan y nadie coja ningún encargo por menos. Pero eso no lo podemos hacer porque siempre habrá alguien que estará dispuesto a hacerlo gratis. De todas formas, no me puedo quejar porque yo lo he hecho y he trabajado gratis. Lo he hecho porque para mi era una oportunidad de hacer cosas y de experimentar. Pero vaya que se ha creado ese bucle eterno de tenemos dos mil y si tú no lo haces lo hará otro.

Pero a medida que una persona como tú, que ya llevas mucho tiempo en esto y te has labrado un currículum, las circunstancias deben ir cambiando ¿no? Porque ahora la gente ya te viene a buscar…
Pero aunque te busquen, la gente sigue teniendo presupuestos muy ajustados. Ya te digo que lo normal ahora es que para un material de tres minutos tengas seis mil euros cuando en publicidad para un material que dura segundos puede tener sesenta mil.

Lo que sí parece una realidad es que el videoclip musical es un género minusvalorado que parece destinado tan solo a ser una rampa de lanzamiento, o mejor dicho, una forma de iniciarse en el mundillo del audiovisual pero con la intención luego de hacer cosas de más volada como una película o un documental.
Sí y además es muy curioso porque es un género muy distinto al resto. En realidad luego te va a hacer un ‘largo’ y nunca podrás hacer lo que has hecho en un videoclip. Porque el clip te da mucha libertad. Formalmente yo nunca he llegado a ver una película que pueda tener un nivel de experimentación tan elevado como puedas encontrar en un videolip. O sea sí, habrá películas abstractas o experimentales, claro, pero me refiero a una película comercial en las que al final el lenguaje siempre es como muy conservador ¿no?. Y para mi el clip es el género que más me gusta y al que me gustaría poderme dedicar para siempre, pero por desgracia no puedes vivir de ello. Al menos aquí en este país y sino haces clip para Rosalía.

¡Claro!  Eso te iba a decir porque ¿cómo valoras el fenómeno Canadá? Porque se han convertido en un referente mundial…
Es que tienen un nivel muy potente. Y  lo bueno que han hecho, ha sido irse a  trabajar fuera. Y cuando trabajas fuera puedes tener otros presupuestos.

Sin embargo, tampoco veo cosas fuera que sean la bomba comparadas con lo que se hace aquí. Vaya, que me da la impresión que el nivel de los videoclips de los grupos españoles es muy bueno en general. Ves a gente haciendo cosas en las que a veces precisamente, por no tener un presupuesto alto, les obliga a tener buenas ideas.
Totalmente. También creo que ahora mismo aquí hay un nivel de calidad en los videoclips brutal y hay gente joven que hace cosas sorprendentes. Yo solo digo que fuera hay más artistas con el dinero suficiente como para al menos poder pagar a tu equipo.

Oye y ¿en general los músicos son buenos actores o actrices o te obligan a repetir muchas tomas? ¿Recuerdas alguna situación de esas de decir: Madre mía, nos van a dar aquí las uvas?
Pues no. Al contrario. Creo que en el fondo como están acostumbrados a estar sobre un escenario, en el que también crean un personaje, pues tienen sus tablas. Es posible que igual haya alguno que sea poco expresivo, pero eso a mi también me gusta porque me gusta captar la esencia del artista y, si hay alguien mas serio o más frío, pues que salga así tampoco no pasa nada. No sé, por ejemplo The New Raemon es como muy serio, pero de repente hicimos un videoclip en el que se disfrazaba de Spock ¿sabes? (risas) Y me lo pidió él. Pero en general no me he encontrado en ningún momento de decir: ¡Ostras esto no tira! Siempre intentamos adaptarnos y, si ves que hay una persona que no va a bailar, no se lo vamos a proponer. Aunque eso no significa que no me guste hacerlo. (risas)

Bueno, y ya para ir finalizando, me gustaría preguntarte por los próximos proyectos en los que estás trabajando.
Varias cosas a la vez porque, como voy haciendo un poco de todo, pues ahora estoy finalizando un libro de ilustraciones que es un cuento infantil que va sobre el acoso escolar. También estoy preparando una serie de animación basada en las viñetas que estoy haciendo sobre sexualidad. Y estoy montando  el segundo videoclip para la Chica Sobresalto.

¿Nunca te ha dado por hacer un largometraje de ficción?
Pues la verdad es que sí y tengo un proyecto que es el de hacer un muscial. Lo que pasa es que es muy complicado porque la idea se desarrolla en los 90’s y en Inglaterra y, si ya es complicado levantar una película aquí, imagínate en Inglaterra y ambientado en los 90’s. Así que es un poco sigue soñando… (risas)

Y ya que estamos en época de los Reyes Magos ¿con quién les pedirías poder trabajar en el futuro?
Pues mira puestos a soñar a lo grande me gustaría hacerlo con Jarvis Cocker.

Ese seguro que se prestaba a todo lo que le propusieras… (risas)
Es el mejor. Y luego también con St Vincent porque tiene una imagen muy cañera.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.