Agujeros negros… luces brillantes

Es más que palmario que la factura nacional de este año ha sido asombrosa y nada hemos de envidiar a lo que se hace fuera de nuestras fronteras. Han triunfado pesos pesados con grandes obras (Paco Roca y Max publicando a final de año dos tebeos que serán longsellers), nombres semidesconocidos (Diego Corbalán, María Medem) y nuestros clásicos (Monteys, Danide-Pastor, Kim, Duran-Giner Bou-Ballester), que siguen acaparando las mesas de novedades con cómics imperecederos, demostrando una vez más la buena salud del noveno arte patrio.

Mención especial al rara avis Borja González, que con The Black Holes, maravillosa ensoñación con dosis perfectas de punk y sci-fi (se habla de ciencia-ficción emocional) ha logrado convencer al gran público y ya se lo están rifando para publicar en medio mundo. Bravo por él y ese futuro-pasado que tan bien sabe retratar.

Ah, pero se quedaron fuera de nuestro top excelentes cómics de artistas como Lorenzo Montatore, Mamen Moreu, Alfonso Zapico, Daniel Torres, El Torres & Fran Galán o Altarriba & Keko, todos ellos imprescindibles en cualquier estantería que se precie.

 

1.- The Black Holes – Borja Gonzalez
Reservoir Books

Si con La reina orquídea (16) se asentaban los cimientos de lo que intentaba construir al dibujante y guionista Borja González, en su imaginativo The Black Holes, el autor abraza abiertamente las formas y esencias de un proyecto creativo que tiene tanto de exploración de nuevos territorios como de autodescubrimiento.

2.- ¡Universo! – Albert Monteys
Astiberri
Tras sorprendernos en su edición digital vía Panel Syndicate (échenle una visita, por favor) y estar nominado a los Eisner del año pasado, ¡Universo! merecía ya su traslado al papel consolidando su posición en la actualidad. Ciencia ficción y humor se entremezclan, sumándose además como virtud el mejor dibujo que haya creado Monteys hasta la fecha. Diversión asegurada.

3.- Máculas – Jordi Pastor y Danide
Spaceman Project
Pastor y Danide nos dejan sin palabras tanto narrativamente como con los espectaculares dibujos. Máculas es un cómic que trata de las historia del superhéroe Dott Spot y de sus creadores cuya relación va unida viñeta tras viñeta y página tras página a un ritmo tan trepidante que te hacen sumergir en una espectacular aventura.

4.- El tesoro del cisne negro – Paco Roca y Guillermo Corral van Damme
Astiberri
Basado en un caso real en el que Corral jugó un papel importante, en El tesoro del cisne negro hay aventura, corrupción, conflictos diplomáticos y política internacional combinados en las dosis justas y adecuadas. Su mayor logro es, al margen de que se lea con fruición, que Paco Roca ha encontrado a un excelente compañero de viaje.

5.- Rey Carbón – Max
La Cúpula
Con dos personajes nacidos de la verborrea filosófica de Vapor (2012), Max construye una compleja epopeya muda que nace con el hilo de la historia, la línea de la viñeta o ese contorno (filum en latín) que uno de los personajes descubre en la pared de una cueva y que dibuja intensamente. Un cómic absorbente, tan minimalista como complicado.

6.- Cenit – Maria Medem
Apa Apa
María Medem se ha perdido en paisajes que podrían ser del fotógrafo Harry Gruyaert o del pintor De Chirico; ha soltado a Vladimir y Estragón de Samuel Beckett y ha volcado una paleta de colores ciertamente sugerentes que hacen pensar en el trabajo de Cynthia Alfonso. La posición del sol es importante y la coda de cada capítulo también (¡qué dobles páginas más tremendas!).

7.- Pulse enter para continuar – Ana Galvañ
Apa-Apa
Pulse enter para continuar es la primera obra larga de una Ana Galvañ con muchas horas de vuelo en relatos cortos y diversas antologías. Una celebración del desasosiego y la alienación que no hace más que reforzar a la autora como una de las voces más interesantes del cómic de los últimos años.

8.- El método gemini – Magius
Autsaider
Bienvenidos a la tortuosa vida de Mike Dioguardi, aprendiz de carnicero que entra en la mafia y consigue hacerse un lugar en el mundo de los negocios. Con un imaginario cinematográfico del que Magius (Diego Corbalán, Murcia, 1981) no puede ni quiere esconderse, este sangriento cómic te deja seco el cerebro página a página, sin concesiones ni respiro, con un ritmo y un desparpajo que ya quisieran muchos. Demencialmente bueno.

9.- Nieve en los bolsillos – Kim
Norma Editorial
No os fiéis de las películas de Alfredo Landa y su visión cateta del inmigrante español en la Alemania de los años sesenta. Aquí está Kim, un imprescindible de la historieta española, que retrata en clave personal lo que le ocurrió a él en ese viaje-escapada del franquismo a la Europa necesitada de mano de obra barata. Crónica real, relato verité, llamadlo como queráis, pero leedlo.

10.- El día 3 – Cristina Durán, Miguel A. Giner Bou y Laura Ballester
Astiberri
A partir de testimonios directos y documentación, Cristina Durán, Miguel Angel Giner y la periodista Laura Ballester reconstruyen con precisión y cariño la lucha de los familiares y víctimas del accidente de metro en Valencia de 2006 en busca de justicia y responsabilidades entre los políticos de la época y los directivos de Metro de Valencia.