La hermana de Beyoncé comparte a través de las redes sociales una desagradable experiencia racista que le ocurrió este mismo sábado en Nueva Orleans.

La noche del sábado Solange fue a un concierto de Kraftwerk en Nueva Orleans, con su marido y su hijo de 11 años. Casi simultáneamente, la cantante estuvo tuiteando acerca de un desagradable incidente que le ocurrió durante el evento. Al parecer cuando sonó “Machine”, una de sus canciones favoritas, no pudo evitar la emoción y comenzó a bailar. En ese momento, cuatro “mujeres blancas mayores” le dijeron que se sentara. Ella les respondió que estaba bailando en un concierto y ellas siguieron diciéndole que se sentará y le lanzaron un objeto que resultó ser una lima.

Ayer, la hermana de Beyoncé, compartió un texto en su website Saint Heron, en el que profundiza en el incidente y lo contextualiza en el campo de la discriminación racial, asegurando que por ese tipo de cosas “muchas personas negras se sienten incomodas en entornos primordialmente blancos”.  Pese a todo, Solange no duda en afirmar que pudo disfrutar del concierto junto a su familia, bailando “Autobahn” y sin importarles lo que esas “encantadoras” señoras les pudiera molestar ver a “está chica negra pasándoselo bien”.

Aquí, algunos de esos twits a los que nos referimos:

 

Puedes leer el artículo completo de Solange aquí