La aparición de varios testimonios que sitúan a Ben Hopkins, cincuenta por ciento de PWR BTTM, como autor de numerosos abusos sexuales y emocionales ha hecho que la industria musical se haya posicionado en su contra.

El pásado sábado la banda fue expulasada de su discográfica, Polyvinyl Records, tras las acusaciones de abuso hacia Hopkins. Su último álbum, “Pageant”, estrenado el 12 de mayo, ha sido ahora eliminado de iTunes, Apple Music, Google Play, Amazon y Tidal. iTunes y Apple Music también han borrado “Ugly Cherries” (15), su album de debut. Cada vez que alguien quiera buscar material de PWR BTTM en las plataformas de Apple, un pop-up de aviso de error salta inmediatamente. Sin embargo, tanto este último ábum como el primero están de momento disponibles en Spotify, aunque Polyvinyl habría contactado con ellos para eliminarlo y estarían esperando una respuesta.

Desde que saliera a la luz el presunto caso de abuso, Polyinvyl ha anunciado que nunca más volverá a distribuir “Pageant, y paralelamente ha ofrecido recompensas a todos aquellos que hayan comprado el LP y haciendo donaciones al Rape, Abuse & Incest National Network. También se ha cancelado su presencia en varios festivales, casi todas las bandas que ejercían de teloneros se han retirado de la gira y un miembro de la banda que les acompañaba en directo ha presentado su renuncia.

Este fue el post que dio a conocer públicamente ese historial de abusos, algo de lo que, según otros testimonios incluido el del ahora ex-miembro de la banda Cameron West, la banda era consciente desde hacía meses.